RotiBlog Fics: Dramadolgia, la Última Batalla – Cap. 2

 /////////////////////////////////////////////////////////////////////

¡VENGADORES!

¿Que tal? Otro sábado ha llegado, y aquí en el RotiBlog eso significa una nueva entrega de DRAMADOLGIA.
Luck insiste en que revisen la saga original de trece episodios si quieren disfrutar al máximo de este fic, ya que es una secuela de la historia que publicamos el año pasado, aunque de cualquier manera en este episodio explican brevemente lo que ocurrió.
Y por sí queda algun despistado que sigue sin entender quién es Erinis, en la portada que encabeza este post pueden observar a Erin, la actriz de voz que entrevistó a Chris Mclean:
Asi que sin más para añadir, disfruten del capitulo dos:
/////////////////////////////////////////////////////////////////////

DRAMADOLGIA: LA ÚLTIMA BATALLA (Capítulo 2)

 /////////////////////////////////////////////////////////////////////

Scottinus se levantó temprano y lo primero que hizo (como en estos últimos días) fue dirigirse a las afueras de la fortaleza, hacia el lugar donde había renacido su amo y señor. Allí estaba el enorme muro de hielo que cubria al enorme monstruo quien estaba sentado en el suelo y en trance. Scottinus observaba detenidamente al engendro, era algo que habia escuchado desde niño y ahora era una realidad que apenas podia dar crédito a sus ojos. Su conciencia estaba calmada y satisfecha, por ahora, pues apenas era solo el comienzo de una gran guerra que era inevitable. Volteó entonces para encontrarse con su maestro Potenzal.
-Ven conmigo – le dijo el anciano.
Scottinus, siempre con aquél aire de egocentrismo que lo caracterizaba (y que agradaba al anciano) se alejó del ente dormido y siguió a Potenzal, hacia la recámara de este.
-Escúchame, ahora ya no eres un aspirante, ahora eres mi aliado. Nosotros ahora tenemos un trabajo que realizar – y sacó varios pergaminos – Esto que ves son escritos de nuestros predecesores, quienes detallaron los peligros que corre nuestro amo y cómo debemos protegerlo.
-Está escrito en un idioma muy, pero que muy antiguo, maestro. En estos pergaminos narra los hechos de la primera guerra Dramadolgia, ocurrida hace mil años ya. Un poderoso mago llamado Septimo Hijo creo unas poderosas espadas que recogían la fuerza de la naturaleza de Dramadolgia. El aire, el agua, el fuego y el viento, mas la magia formaron juntos una unica espada que fue la que nuestro amo fuera muerto y su camino a la conquista, aplazado.  – y luego sacó otros pergaminos con grabados – Pasaron 500 años y el Gran Koko resurgió para volver a conquistar el reino y casi lo habia logrado, pero el Septimo Hijo había contado con aliados ineptos quienes fueron rapidamente derrotados y nuestro amo fue muerto en su propia fortaleza. 

-¿Que mas podia esperarse de semejantes inutiles? Le faltó mucho criterio para seleccionar mejor a su gente.

-No seas irrespetuoso, Scottinus, estará dormido pero puede escucharnos. Han pasado 500 años después de esto, nuestro amo esta de vuelta, pero no puede empezar porque sus fuerzas son débiles, necesita tiempo para asimilar la energia y la magia esparcida en Dramadolgia, pero nosotros tenemos una nueva misión.

-Grandioso.

-Tenemos que hallar esas cuatro espadas y destruirlas, asi ya no habrá nada que amenace a nuestro señor y también para que te encargues de aquellos elementos dispersos que podrian obstaculizarnos – sonrie –, esto será una gran prueba para ti ante los ojos del amo, cumplela y serás muy recompenzados. Partirás con algunos de nuestros hombres hacia Dramadolgia, no inicies ningún ataque hasta que sea necesario, muevete con cautela, infórmate donde están esas armas y encuentralas. Nosotros somos ahora los únicos portadores de la magia, el torpe y alcoholico de Tirsus está ya muerto y no hay sucesor. El rey MIltonz está sentenciado. Preparate, partiras en una hora.

***
Durante las dos semanas siguientes, Dawner evitó mencionar sobre el diamante rojo. Esa noche, el aura de horror comenzó a disiparse, y ella sintió que la amenaza iba a retardarse por lo que decidió hacer público el peligro en cuanto estuviera preparada para afrontarlo. Ingresaba todos los dias a la biblioteca y revisaba los tomos relativos a las guerras para documentarse más (los libros de su maestro no entraba en detalles), pero estos no profundizaban lo suficiente de lo que ella esperaba. Solo habia, pues, un lugar donde ir.
Paralelamente, inició sus lecciones de magia con su nueva aprendiz, pero Erinis no prestaba mucho entusiasmo. El castillo y sus maravillas le importaban más que ser una maga, no le entusiasmaba mucho la idea de ser aprendiz. Dawner tenía fe de que ella cambiaría, mas ahora en la crisis que se avecinaba.  
-¿De veras vas a ir para allá? Bueno, como mi tio segundo dice « Adelante y adiós », yo nunca he entrado ni entraré porque no soy miembro mágico, aunque el bisabuelo de mi primo lejano fue aprendiz  entró sin permiso y por eso lo expulsaron y tambien el tatarabuelo del primo de un amigo fue un mago treinta años antes y entraba y salia varias veces, y tambien estaba…
Dawner agradece rapidamente a Staicin y se retira recordandole que para los demás, ella habia salido a visitar a unos amigos de una aldea. Staicin fue su mejor amiga en los ultimos años por lo que fue a ella a quien le confio adonde iba y por qué. En cuanto a los habitantes del castillo, la partida de Tirsus significó para ellos la perdida del mago principal del palacio y eso fue todo, no se preocuparon si habria un sucesor. A Dawner la veian como una chica inutil que solo sabia hacer trucos baratos. Dawner empacó lo indispensable y todo quepó en un pequeño paquete. 
 
 
Erinis habia aplaudido a los musicos luego de que estos terminaran su canto, los señores y mujeres que estaban presentes se retiraron y la niña fue a reunirse con su maestra y amiga. No estaba muy entusiasmada por dejar la isla, quería quedarse. En esos dias Dawner le mostró todo: los bosques, los campos de cultivo, el enorme pico (donde siglos atrás se encontraba el panteón real) y los rincones del castillo. Fueron dias de buena comida, una cama abrigada y ropas que mudarse ¡Y tuvo la suerte de ver tres veces a la princesa! Y ahora tuvo una cuarta. Encontraron a Dakotania en el patio frente a varios pintores, a cada uno posaba diferente y cambiaba de posicion cada tres minutos.
-Oh, Dawner, que bueno verte ¿Como estas, pequeña Erinis? – las dos aludidas hicieron una reverencia – quisiera charlas con ustedes pero como ven, el trabajo de una princesa nunca descansa.–    No te preocupes, princesa, nosotras vamos a la otra orilla a visitar a gente que necesita ayuda en sus almas.
La princesa hace un gesto de despedida y maga y aprendiz se retiran. Dawner entonces sorprende a Zamz bien escondido, mirando a la princesa. Zamz era tambien el segundo amigo que tenia y en breves palabras le dijo sus proyectos asi como la que él debia guardar silencio. « Si es que no estas haciendo otra cosa que seguir espiando a su alteza ¿verdad? » Zamz se ruborizó.Finalmente Dawner y Erinis subieron a la carreta y se dirigieron a la embarcacion para cruzar el mar.
***
Tres dias tardaron en llegar a lo que alguna vez fue la Montaña Lunar, lugar considerado sagrado por los magos, pues allí vivió el legendario Séptimo Hijo y su septima hija. Key-Tlint, quien habia ayudado notablemente en la segunda guerra. Las dos viajeras siguieron un camino conocido solo por los hechizeros y de esa manera evitaron mas dias de viaje. Para Erinis, el desgano del principio fue remplazado por la curiosidad y el leve temor a lo desconocido. Lo unico que seguia quejandose secretamente era en la comida. Su maestra conseguia hierbas con lo que preparaba un caldillo y eso era todo, comparado con las viandas del castillo que la pequeña estaba ya acostumbrandose. Al llegar, bajaron de la carreta y anduvieron hasta llegar a los restos de la falda de la antigua montaña. Erinis vio a Dawner tocar la muralla de granito y vio como la mano presionaba algo indistinguible, luego vio como se abria un lado del muro. Adentro estaba oscuro. Ambas entraron.
-¿Que es este… lugar? – pregunto Erinis, ya temblando.
-No temas, mi pequeña aprendiz. Este lugar nos dará las respuestas a nuestras preguntas.
Alzó las manos y luego de pronunciar unas palabras en voz baja, agregó fuertemente ¡DODEZ-KADÉM! Y de inmediato varias teas colgadas en los muros se encendieron rapidamente. 
La enorme cueva encerraba estatuas, consolas de piedra, grabados y en medio un manantial que estaba seco, pero en cuanto se encendieron las antorchas, esta se llenó. Erinis observo la consola y vio copas de misterioso contenido. Dawner le dijo que allí repozaban las cenizas de los magos anteriores, incluido su maestro. Ella misma lo trajo aquí. Los grabados eran representaciones de las grandes guerras contra el mal y las estatuas eran de algunos importantes personajes de aquellas guerras. Alli estaba el monumento del gran Hawrold, el mago heroe, alli estaba la de Gwender, la otra gran maga, de pronto Erinis reconocio la del medio.
-¡Yo la conozco! La vi en cuadros. Es Lindsayna, la mas grande reina de Dramadolgia.–    Asi es, pequeña Erinis, nunca hubo rey con tanta fuerza y carácter como ella. Era sabia y su alma estaba llena de determinación y coraje. Ella descansa ahora en el altar del templo del castillo. Ahora apartate un poco, tengo que consultar en estas sabias aguas.
Se acercó al manantial, se arrodilló y comenzó a pronunciar de nuevo palabras inaudibles. Luego calló y Erinis vio como las aguas se agitaban levemente y brillaban de rato en rato. Luego de varios minutos, Dawner se levantó.
-¿Que sucede, Dawner?
-Vamonos, debemos regresar al castillo y dar la noticia al rey.
***
El mago Teodorus Nelsonor habia sido muy estudioso y en sus primeros años ya era un experto en magia. Recorria los bosques y aldeas ayudando al necesitado con sus habilidades. Muy tarde en las noches regresaba a su guarida y a la mañana siguiente se levantaba muy temprano para hacer lo mismo de los dias anteriores. Mucha gente no tardó en apreciarlo y algunos corrian a los campos desolados por donde habitualmente se le podia encontrar. Habian otros dias en que no salia de su guarida, porque permanecia devorando sus volúmenes cada vez que percibia un extraño ambiente en el aire y de inmediato recurria a esos libros antiguos escritos por grandes maestros con el fin de hallar la solucion a aquellos enigmas. Aquella mañana presenció un horrible aura de desolacion y misterio, por la que decidió hacerle frente. Fue a un monte muy alto para observar el cielo y averiguar la causa de aquellas anomalías. Cuando creyo haber encontrado los primeros atisbos para aclarar el misterio, regresó a su hogar para encerrarse con sus libros, pero al llegar, vió con sorpresa que su guarida estaba en llamas. Estaba por convocar agua y aire para apagar el incendio cuando se percató que estaba siendo observado. Volteó y se encontro con tres misteriosos encapuchados. Estos alzaron sus manos y Teodorus observó como brillaban. Eran hechizeros. De inmediato extrajo su bastón y mago y extraños dispararon a la vez. Su magia, desgraciadamente, no era lo suficientemente fuerte que el de los extraños y los rayos de los tres seres destrozaron su bastón y fueron a caer en el cuerpo del desafortunado mago. Lo ultimo que vio fue a uno de ellos acercarse y bajarse la capucha. « Eres humano » fue lo ultimo que dijo antes de ser muerto por el extraño.
***
Una gran alegría sintió Erinis al estar de vuelta al palacio. Habria deseado no volver a salir de la isla, pero aquel asunto de Dawner le intuia que se aproximaban unos dias dificiles, significando vover a dejar la isla, pero por un lado podia mas su curiosidad y habia resuelto acompañar a su mejor amiga hasta el ultimo rincón de Dramadolgia (tambien le emocionaba la idea de conocer tierras que nunca llegó a pisar).
Las cosas seguían igual: Zamz jugaba con una tabla en forma de espada, recostado en la paja del establo, Staicin hablaba y hablaba con unos desesperados vasallos y en los jardines reales, la princesa y sus doncellas reían y charlaban mientras que un arpista endulzaba el ambiente con sus melodias. A Dawner le complació observar aquellas escenas y dijo a Erinis que lamentaba tener que romper la armonía por la noticia que tenia que dar. Se acercó entonces a Dakotania y luego de hacer una reverencia, habló en privado con ella.
-¿Podrias pedirle a tu padre una audiencia conmigo junto con los demas señores? Tengo un asunto importante que hablarle.–    Por supuesto, amiga Dawner, será perfecto para mostrarles mi nuevo vestido.
Las damas gritaron euforicas apenas Dakotania mencionó su nuevo traje y todas la rodearon pidiendoles detalles, algo que la princesa no tuvo reparos en darles. Dawner se retiró entonces.
-Increíble, la princesa debe ser la persona mas feliz del reino.
-Lo es, pequeña amiga, tiene un aura pacifico aunque salpicada con vanidad. Vamonos, aun tenemos tiempo para darte mas lecciones.
Aquella tarde, las puertas de la sala del trono  se abrieron y las dos mujeres entraron, donde estaban reunidos el rey y las principales autoridades de la isla. A un lado del trono estaba sentada la princesa, con un saco de piel cubriendola completamente, facil era adivinar que bajo ella estaba el vestido que iba a estrenar. El rey Miltonz observaba a las recien llegadas con la mirada propia de una persona anciana por los años de gobernación. A una señal de su mano, Dawner y Erinis (nerviosa ante su primera audiencia) hicieron una reverencia. El anciano rey, entonces, dio licencia a Dawner a que hablase.
La joven maga sacó entonces de sus vestidos aquel collar con los tres diamantes, el cual, el tercero habia adquirido un tinte mas rojo que la que tuvo esa noche. Todos los señores y el rey reconocieron el objeto y lo que significaba. Todos se miraron unos a otros con miedo, angustia y tensión. « Pensamos que fue destruido para siempre » « La profecia final se ha cumplido » « Dramadolgia está en peligro » « Que haremos, estamos perdidos » los murmullos dieron paso a exclamaciones y en un minuto se dejaron oir llantos, desmayos de las señoras y leves lamentos. Dawner guardaba su compostura mientras Erinis no soportó mas la tensión y comenzó a sollozar. El rey permanecia aun en silencio y solo Dakotania se sentia perdida entre tanto alboroto. Entonces se puso de pie y se quito la piel.
-Sorpresa ¿les gusta? ¿No es bello?
Luego de unos segundos de silencio, nuevamente se reiniciaron las lamentaciones. « ¿No les ha gustado?» preguntó la princesa y al ver que nadie le hizo caso, se puso a llorar también. 
« ¡Silencio!» Gritó el rey, levantándose de su trono y todos callaron.
-No podemos retroceder ante las evidencias. Si el gran Koko ha retornado a intentar conquistar Dramadolgia, lo derrotaremos asi como lo hicieron nuestros antepasados. Es hora de reunir las espadas sagradas asi como preparar los ejercitos del reino. Estamos en guerra ahora y es la hora de prepararnos para la inevitable batalla que se librará. Ordeno ahora a que se llame a todos los condes, duques y demas señores, asi como a los principales soldados del cuerpo. Que se reunan aquí para trazar los planes de lucha. La audiencia ha terminado.
El rey se retiró seguido por su aún desconcertada hija y los demás señores lo hicieron también. Dawner esperó a que se retiraran todos y entonces observó a Erinis. Le sonrió.
-Nada mal para ser la primera vez que estas frente a su majestad. ¿Verdad?-Pero Dawner, te ignoraron todos. El rey se olvidó de ti y ni siquiera te miró. Y nadie te dio las gracias.

-Eso no tiene ninguna importancia, pequeña aprendiz, ya veremos lo quenos deparará el destino. Vamonos, volvamos a nuestros aposentos.

***

Sepulz-Cros fue muy querido en la villa. No solo era curandero, tambien sabia algunos hechizos pequeños como hacer flotar cosas pesadas asi como poder ver a muchos metros de distancia de donde estaba. Conocia que tipo de planta era necesaria para tal enfermedad. Pero sobre todo, un extraordinario ser humano. Ayudaba a los enfermos y aleccionaba a los niños que lo rodeaban apenas se aparecia ante el poblado. Vivía en una rustica cabaña cerca de los acantilados. Y asi marchaban las cosas cuando se acercó el dia de su cumpleaños. Los pobladores se reunieron y acordaron darle una sorpresa en las puertas de su hogar. Asi que muy temprano partieron llevando regalos y comida. Los niños se adelantaron corriendo, cuando los alcanzaron, los encontraron quietos con las miradas atemorizadas. Vieron entonces la razón: La cabaña habia sido saqueada e incendiada. Buscaron a Sepulz-Cros por todas partes hasta que lo hallaron colgado en un arbol viejo. Su pecho estaba atravesado. 
***
Y dos dias después de aquella audiencia, la isla Wawanakwantida recibia a todos los señores convocados por el rey. Sin embargo, a Dawner le pidieron que les diera los diamantes, pero no iba estar presente en la sala, le explicaron que ahora era un asunto de guerra y que una maga novata no tenia lugar allí. Ella no se sorprendió, pues ya lo habia presentido. Buscó uno de los libros de magia y encontró uno donde podia hacerse invisible. Luego de una rapida lectura, invocó el hechizo ante ella misma, y luego de tres intentos, finalmente logró hacerse invisible. Erinis, asombrada, le pidió que lo hiciera invisible a ella también.
-No, pequeña, aún no se como hacer invisible a otro, pero una vez que termine la audiencia yo misma te enseñaré el hechizo en cuanto lo haya perfeccionado. Ahora quedate aqui mientras yo voy a la sala del trono y ver que decisiones toman los señores.
En cuanto llegó vio entonces a los condes y duques quienes vivian esparcidos por el reino y también a los capitanes y generales de los principales ejercitos de Dramadolgia. Allí estaban también Brickonor y Jol, los dos caballeros quienes se enfrentaron en el torneo pasado. Y como nadie podía verla, Dawner se acercó y se colocó al lado del trono.
Luego de que el Rey diera la noticia a los visitantes asi como mostrarles los diamantes que probaban su veracidad, de inmediato se pusieron acuerdos de como iban a manejar la situacion. Los batallones del ejercito del Norte se apostarían cerca del mar en caso que apareciera el enemigo por allí. Los ejercitos de los duques, condes y demas señores cuidarían los campos y bosques mientras buscaban indicios del gran Koko. La isla iba ser custodiada noche y dia mientras que el ejercito del Sur era designado a recorrer las montañas. A todo esto, sobrevino un dilema respecto a las espadas: Nadie sabia donde estaban, pues el lugar secreto donde eran guardados habia sido olvidado en las últimas decadas, de manera que la principal prioridad era la de buscar las espadas. Se recurriría todos los historiadores del reino, tarea que fue encomendada a Staicin. Finalmente los vasallos de los principales castillos se dedicarian en estos dias a preparar armas, armaduras y demás equipos de guerra. La reunión dio por terminada y todos se retiraron.
Dawner regresó a su cuarto y luego de hacerse visible, jaló a Erinis hacia Staicin quien ya estaba en la biblioteca rebuscando los libros. Zamz lo ayudaba.
-Recuerdo que mi tio tercero de mi tataratatara primo sabia exactamente donde estaba el libro donde estaba escrito sobre las espadas. Y mi bisatia tenia una copia de las memorias de Noáh, el bibliotecario de la segunda guerra. En los libros de historia no dicen el lugar de las espadas y segun el primo del tio del ancestro de un antepasado primo cuarto descendiente del tatarabuelo del sobrino del…
-¡Calmate, amiga Stacin, calma tu desesperada alma! – Dawner le presionaba los mofletes – tienes que mostrar concentración cuanto los historiadores se reunan aqui a discutir contigo sobre los datos historicos.-Yo le estaba diciendo lo mismo, pero ¡vamos! El rey se ha ido demasiado aprisa. ¿Como podremos dar con la ubicación en tan poco tiempo?

-Lo daremos, Zamz… por que yo lo sé
Todos quedaron callados y sorprendidos. ¿Pero como? Le preguntó Erinis.

-¿Recuerdas aquel dia en la montaña? El espiritu de la magia de Dramadolgia me dijo donde se encontraban. Nadie me extrañará aqui, asi que podre salir sin problemas y Staicin, te querré mas si prometes callar mi partida.
-Ja ja ja ja ja ja – rio Zamz – ¿Asociaste « callar » con Staicin?
Pero en cuanto estaba riendose mas, su alegria se esfumó de inmediato al ver a la princesa en la entrada de la biblioteca. De inmediato todos se pusieron de rodillas. Dawner solo le hizo una pequeña reverencia.
-Escuché que vas a salir Dawner. ¿Vas a un picnic? 

-No, princesa Dakotania, solo saldré a la isla a visitar a unos amigos míos para darles la noticia sobre este lamentable hecho y así buscarles un refugio donde puedan protegerse. Iré con Erinis y Zamz.

-Oh, ¿vas a recorrer los bosques? Que alegría por ti, mi padre me ha dicho que no debo salir del palacio hasta el fin de la guerra. Y eso es horrible, ¿significa que todas las fiestas que quiero dar van a ser siempre aquí? Que aburrido. Maldito aguafiestas Gran Koko.
Desde afuera podían oir las idas y venidas de los vasallos, el ambiente pacifico de la isla se había esfumado. Dawner tenia que prepararse.

-Debo ir a preparar mi equipaje, nos vemos, princesa.
Y de inmediato se retiró con Erinis mientras Dakotania salia a reunirse con sus damas quienes lo esperaban afuera. 

Continuará…

 /////////////////////////////////////////////////////////////////////

Wow

 Me encanta la idea de que Dawner sea la hechicera. En la serie, fue la única concursante de la cual se ha insinuado sutilmente que podría llegar a tener poderes sobrenaturales, y su capacidad para hacerse invisible no se me hace nada difícil de creer.

Curiosamente, Staicin no se me hace tan irritante en este fic, aunque por ahora su charlatanería no les ha causado ningún problema. Me alegro que sea Zamz y no ella la que acompañe a Dawner y Erinis en su aventura.

Scottinus y Potenzal forman una buena dupla. No estoy seguro de si están relacionados con los dos magos asesinados misteriosamente en este capitulo, pero se ve que están decididos a impedir que la historia se repita.

Cuando supe que habría secuela pensé: «Meh, usarán las espadas, el Gran Koko caerá otra vez, Fin». Pero no contaba con que se habrían extraviado en estos quinientos años. Y el plan de destruirlas, me parece fantástico. La búsqueda ha de ser inminente.

No me sentí bien con la última escena de la princesa Dakotania. Todos sabemos como acabó ella en la serie, y tengo el mal presentimiento de que no se conformará con aguardar en el palacio, y su curiosidad la llevará un paso más allá.

Ojala me equivoque.

Así que, a ver cómo continúa esta fantástica historia. 

 /////////////////////////////////////////////////////////////////////

Hasta el próximo capitulo, Vengadores. 

Luck Lupin

Anuncios

Una respuesta a “RotiBlog Fics: Dramadolgia, la Última Batalla – Cap. 2

  1. (Demoré bastante en leerlo pero leido al fin XD)
    Esté capítulo ya muestra indicios bastante oscuros que en Dramadolgia 1 se daban ya por la mitad del fic… Si es así como empieza me babeo por saber como va a terminar!!

    El perfil de Dawner me parece bastante adecuado a lo que fue Dawn en la isla. Si bien fue fuertemente subestimada por los demás, fue la primera y única en la fase de equipos que se animó a enfrentar a Scott y tratar de desenmascararlo, así que veo bastante bien contruido este personaje.

    Es bueno ver como casi dos situaciones en paralelo te dan la situación que se unirán en algún punto X de la historia. Lo único que me dejó medio en incertidumbre fue el final, lo vi demaciado seco, pero por lo menos logra el efecto de querer seguir leyendo aún más. ;D

    Buen trabajo Arturo, se que cada día puedo esperar algo mejor de vos.

Y vos... ¿Qué tenés para decir?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s