RotiBlog Fics: Dramadolgia, la Última Batalla – Cap. 1

 /////////////////////////////////////////////////////////////////////

¡VENGADORES!

¿Adivinen qué? ¡Dramadolgía está de regreso!
Para los que no saben de que estoy hablando, el año anterior, mientras esperábamos el estreno de Revenge of the Island -y una vez agotadas las entrevistas a los actores de doblaje-, nuestro querido compañero Arturo Hernández, compartió con nosotros la historia de Las Cuatro Espadas de Dramadolgia, que fue publicada semanalmente a lo largo de sus trece episodios, aquí, en el RotiBlog.
Tanto éxito tuvo esta historia, que Arturo ha decido concluir la saga con la tercer y última venida del Gran Koko, esta vez con nuestro nuevo elenco caracterizando a los nuevos personajes de la secuela de esta fantástica saga.
Al continuar la primer parte original, es necesario que hayan conocido la primer historia, ya que este Fic está lleno de referencias a antiguos personajes que ya han aparecido en la primer parte.
Aquí está la sección del RotiBlog que agrupa todos los episodios anteriores, si es que necesitan releerlos o consultar para comprender el Fic.
Así que, sin más preámbulos, el capitulo inicial de esta nueva serie que acompañará al RotiBlog en las próximas semanas…
/////////////////////////////////////////////////////////////////////

DRAMADOLGIA: LA ÚLTIMA BATALLA (Capítulo 1)

 /////////////////////////////////////////////////////////////////////

Los pasadizos eran temerosamente oscuros, las pocas antorchas apenas podían iluminar el suelo. Las sombras de las paredes se mezclaban con los de los encapuchados dando la impresión de que estos fueran bestias de las sombras saliendo de esas paredes. Lo cual era verdad, en cierto modo.
En una de las muchas salas pequeñas de ese extraño lugar, e iluminado con una antorcha de igual debilidad de luz, un ser esperaba tranquilamente a ser llamado. La puerta estaba semi abierta y el individuo podía captar a esas sombras vivientes observándolos de reojo. Unos murmullos llegaban a sus oídos. El extraño bostezó y estiró los brazos y piernas, en señal de aburrimiento. Los encapuchados, sin dejar de murmurar, se alejaron de la puerta y el silencio sepulcral volvió a dominar el ambiente.
***
 Una bella mañana se vislumbraba en el camino. El aroma de los pinos y el canto de los pájaros manifestaban un día esplendoroso y lleno de paz. Dawner podía captar el aura de la naturaleza, donde esta le comunicaba paz, alegría y regocijo. Tan feliz estaba la joven rubia que dejaba que los caballos avanzaran sin apuro, motivo por el cual, la carreta doblaba a una esquina y otra, pero sin salirse del camino. De pronto observó una maravillosa vista y despertó inmediatamente a la pequeña que la acompañaba.
-Despierta, pequeña Erinis, mira como los rayos del sol bañan los árboles del bosque Gwender, ¿no sientes el espiritu de los arboles suspirar de dicha ?
La niña, un poco regordeta y de cabeza algo grande, miró el paisaje pero no le pareció tan bello como su amiga le decia. En todos estos años que vivia en el campo, a Erinis le parecía monótono. Mas bien le sorprendia la conducta de Dawner ¿Es que muy pocas veces visita estas tierras? ¿Es que acaso no ha dejado nunca la isla de Wawanakwantida como para sorprenderse asi? De pronto dejó de meditar. Al pensar en la isla, habia olvidado que iba a tener la gran suerte de conocerla, asi como la tuvo al encontrarse con su acompañante. Solo la conocia por dos dias y ya la queria como una hermana.
Una hora después, llegaron a una aldea, deteniendose en frente de una posada. Las dos amigas entraron y se sentaron en el mostrador. Un hombre viejo y calvo les dio la bienvenida.
-Vino, pan y queso, por favor.
-Enseguida, joven Dawner, por cierto, su amiga ya está por bajar.
Y lo dijo en el momento preciso en que una chica gorda bajaba de las escaleras portando doble equipaje.
-Ah, Dawner, al fin llegas, ya conseguí nuevos libros y esas hierbas que me pediste, ¿Sabías que uno de estos libros fue escrito por el tataranieto del gran bibliotecario Noáh, mi ancestro, el hombre que renovó la gran biblioteca del palacio, lo que quiere decir que es mi antepasado también? ¿Y que el señor que atiende la posada es descendiente directo del que fue barón Tylord, uno de los heroes de la segunda guerra Dramadolgia? ¿Y que el perro de afuera es la cria numero cinco de la perra que perteneció al gobernador de esta aldea? ¿Y que la niña que está contigo no la habia visto nunca en mi vida?
-Apacíguate, querida amiga Staicin, su nombre es Erinis y la he rescatado de un horrible orfanato donde estaba siendo muy maltratada.
-Si es verdad – no tardó la pequeña en responder – esa bruja me golpeaba mucho con su latigo y como era la mas pequeña los otros niños tambien abusaban de mí… era una esclava.
-Además – siguio Dawner – pude percibir un aura de paz y bondad en su alma por la que decidi sacarla de allí, aunque tuve que dar casi todo nuestro dinero a esa anciana horrible.
-Bueno, en ese caso, mucho gusto, mucho gusto y mucho gusto – Erinis sintió que se le iba a desprender su brazo – mi nombre es Staicin y soy la bibliotecaria de Wawanakwantida. Yo y Dawner viajamos para recolectar hierbas para unas pocimas que ella está preparando y yo junto los libros mas raros para la biblioteca, ¿sabes que mañana es el cumpleaños del rey y que se va a hacer una gran fiesta en la isla? ¿Sabes que la hija del rey se ha confeccionado 24 vestidos para usarlos por cada hora del dia? ¿Sabes que Dawner es la maga del palacio? ¿Sabes que…?
Dawner vuelve a calmar a su amiga y le explica que Erinis ya sabe todo esto e incluso ya sabe que la niña se convertirá en su aprendiz, algo que dejó desconcerta a Staicin. En efecto, si Dawner era la maga fue debido a un inesperado accidente. Durante los 500 años que siguieron luego de la Segunda Guerra Dramadolgia, sobrevino una nueva orden de magos iniciada por el heroe Hawrold, y estos, conforme se sucedian unos después de otros, no mantenian un promedio estable. Algunos fueron excelentes magos, otros regulares y hubo magos mediocres, como el ultimo. El mago Tirsus Castillentis, era un borrachin que paraba ebrio durante gran parte del dia, y eligió a Dawner por azar y solo le enseñaba superficialmente, sin llegar a profundizar. Y despues de seis meses que la tuvo como aprendis, el mago bebió mas de la cuenta en su cumpleaños y tres dias despues, murió de un atracón de licor.
La joven Dawner, que antes era solo una doncella de limpieza, terminó siendo nombrada la nueva maga, a pesar de que se habia quedado sin aprender lo suficiente de su irresponsable maestro. Sin embargo, la joven desde pequeña siempre le interesó la magia y se sintió agraciada cuando el borracho la señalo ese dia cuando barria las escaleras y le dijo « Tú… hip….hip… serás mi aprendiz… ahora tráeme una botella de vino y empezaremos la lección ».
Su hambre de conocimiento no se disolvio con la muerte de Tirsus, ella sola comenzó a leer y releer los manuales y a practicar los conjuros y hechizos. En los siguientes meses ya habia aprendido mucho y lograba dominar algunas tacticas, pero aún no era suficiente. Aun le faltaba mucho que aprender, aún seguia siendo una aprendiz, por eso a Staicin no le parecia buena idea que Erinis fuese la aprendiz de una aprendiz.
Las mujeres desayunaron y luego de pagarle al posadero lo que le debian, partieron en la carreta donde unas horas después, llegaron a las orillas del mar mediterraneo, donde Erinis podía divisar de donde estaba el monte alto de la mítica isla donde se encontraba el palacio del gobernante de Dramadolgia. Avanzaron un poco hasta llegar a un puerto donde les esperaba una enorme embarcación. La carreta subió con sus ocupantes y los hombres comenzaron a remar. El barco no tardo en abandonar la orilla y se adentraron al altamar.
***
El individuo fue llevado a otra sala igual de oscura pero mas espaciosa. Frente a su asiento habia otra silla con otro ocupante, mas alto que él. Este le lanzó una mirada desafiante, algo que no sorprendió mucho al recien llegado, pues sabia muy bien de que trataba todo esto. Durante un buen rato, ambos seres permanecieron en silencio en sus respectivos asientos, hasta que la puerta se abrio y entraron varios encapuchados. Los misteriosos visitantes rodearon a los dos hombres y uno de ellos, quien parecía ser el jefe dio unos pasos adelante de los dos.
-Durante meses, ustedes han descollado en el aprendizaje que les hemos dado. Han logrado sobresalir de entre los demás quienes ahora están bajo tierra por no poder reunir las habilidades requeridas para el gran objetivo que les ha sido trazado.
En ese instante de sus ropas saca un enorme baston cuya punta brillaba de un azul oscuro. La luminosidad permitia que el cuarto fuera un poco mas visible. El hombre golpea fuertemente el suelo con ese bastón.
-¡Ahora quedan dos ! ¡Y solo uno debe sobrevivir!
Los dos hombres se ponen entonces de pie. Los demas retiran los asientos y luego se alejan hasta quedar cerca de los muros. El lider aun hablaba :
-El vencedor no solo llegará a ser el mejor de todos, sino que también será una señal de que fue designado por el destino para ser parte de la gran cruzada que esta orden tiene la mision de realizar, para el futuro de Dramadolgia. ¡Ya está por cumplirse el gran día! ¡Y solo uno de ustedes dos tendra la dicha de ser testigo de su llegada!
Y con otro gran golpe del bastón, varias antorchas se encienden repentinamente iluminando toda la sala. Los dos individuos se sacan la capucha y se arremangan, el lider se reune con los demás. Cada uno de los contrincantes saca de sus ropas unos bastones similares al que trae el lider y las puntas de ambas son coronadas por una luz roja.
-¡Comienzen!
***
Erinis no podia créer lo que veia, era como si estuviera soñando ¡El palacio de Wawanakwantida! ¡La cuna de los grandes reyes y caballeros que rigieron los destinos de Dramadolgia! Era de verdad hermoso, grandes muros, bellos jardines… y de lo mas limpio.
La carreta cruzó el gran portal y Erinis se maravilló más al ver su interior: algunos soldados de bellos uniformes marchando en fila, un grupo de doncellas bien vestidas y aseadas junto con gallardos y nobles jovenes. Alzó la mirada y observó las altas torres de donde colgaban banderas de bellos colores. La carreta entró a los establos y Erinis tuvo oportunidad de admirarse de los corceles que estaban siendo cepillados por los pajes. Vio montones de paja en el suelo, pero Dawner le habia asegurado que ella iba a dormir en una verdadera cama.
Al abandonar los establos subiendo unas escaleras e ingresando a un pasaje con varias habitaciones, Staicin, luego de un intercambio de palabras con Dawner, se despidió de Erinis y se alejó llevándose los libros. Dawner llevo a Erinis al ala derecha del pasaje y entraron.
-Estos son mis aposentos y los tuyos también, mi pequeña aprendiz.
Anaqueles con algunos libros, pomos con extraños liquidos, estantes con botellas conteniendo hierbas, un caldero… y otros pequeños muebles y objetos que delataban la humildad de su protegida. Si bien no resultó ser lujosa como esperaba, a Erinis le parecio lindo el lugar. Luego notó una pintura (la unica) en la pared consistente en un retrato de una mujer.
-¿Quien es ella ?
-Ella, mi querida Erinis, es Gwender, mi mas grande inspiración, la primera mujer maga de este palacio. Fue una de las principales heroinas de aquella segunda guerra contra el Gran Koko.
-¿Y no ha habido otras magas mujeres?
-Después de ella, no, por eso he sido afortunada de continuar con el camino que ella abrió para mujeres como nosotras – sonrie – y tú vas a ser parte de esto, amiguita, no sabes como los astros te han guiado hasta aqui.
-Y seguidamente se dirigió al caldero y saco unas hierbas.
¿Vas a hacer un hechizo ?
-Asi es, colocaré estas hierbas, luego unos vegetales, un poco de agua y al hervir se convertirá en un eficiente brebaje que nos llenará el estomago y nos permitirá sobrevivir otro dia. ¿Sabes por que ? Porque ya es la hora del almuerzo. – Erinis rie – hoy no estaremos en el comedor porque el Rey tiene visitas. Comeremos aqui, te enseñare una parte del palacio y luego cenaremos y dormiremos porque mañana nos espera un gran dia en la isla. Ja ja, no sabes que feliz soy por tener a partir de ahora una hermanita con quien hacerme compañia. Las estrellas son sabias, Erinis, muy sabias.
***
El siniestro lider de la orden avanzaba con la velocidad que su edad le permitia, apoyando sus pasos con su bastón, tras de él estaba uno de los dos hombres que lucharon en la sala. Ambos llegan a unas escaleras y la suben hasta llegar a una torre. El cielo oscuro estaba sobre ellos. Unos relampagos sonaban fuertemente.
-Has sido el elegido, esa es la razón por la que recibiste la fuerza suficiente para vencer a tu rival, ahora escuchame atentamente: El rey Miltonz ya esta muy anciano y pronto morirá y no hay ningún sucesor digno para su trono. Esto coincide con el dia de mañana en la que se cumple el plazo. No habrá ningun mago o hechizero que se oponga a nuestro camino, ahora somos nosotros los portadores de la magia y ahora nos corresponde preparar el camino de nuestro amo y señor.
Entonces el lider se quita la capucha y el joven observa a un hombre ya anciano pero aun con fuerza en su semblante. « Tu mano derecha » le dice, el joven vencedor le muestra entonces su mano y el anciano muestra la suya donde porta un anillo. Este lleva grabado la imagen de un gusano feroz. El anillo comienza a iluminarse y volverse rojo vivo.
-¿Juras tú, mago Scottinus, fidelidad y temor hacia nuestro amo mientras vivas?
-Lo juro, gran maestro Potenzal.
Entonces el anciano coloca su anillo ardiente en la palma del joven. Este no hace ningun gesto de dolor mientras el material rojo del anillo quema su carne.
***
Y tal como dijo Dawner, la mañana siguiente comenzó con música, bailes y mucha celebración. El cumpleaños del Rey Miltonz era el motivo del jubileo. Erinis ya se creía muerta y en el cielo, pues desde que llegó a la isla, las maravillas y sorpresas se le presentaban una despues de otra. La celebración se armó fuera en el castillo, cerca del mar, donde se instalaron una gran cantidad de carpas y tiendas. Dawner la guió y le mostraba lo que ofrecian en cada tienda. Unos ofrecian leerles la suerte, otros a que se llevaran un premio si ganaba los juegos que alli se mostraba, otros mostrando rarezas provenientes de las tierras mas lejanas del reino… la niña finalmente sabia lo que era una fiesta, pues antes solo lo veia desde lejos, sin oportunidad de participar. Pronto, una voz comenzó a llamar a su protectora.
-Vamos, Erinis, – dijo Dawner – te presentaré a un amigo.
Se dirigieron a una extraña estructura de madera, llenas de lanzas, redes y otros extraños objetos. Un hombre invitaba a la concurrencia reunida a participar en aquel sistema de juegos. Allí estaba un joven quien se les acercó.
-Erinis, te presento a mi amigo Zams, quien trabaja en los establos. Zams, ella es mi aprendiz, Erinis.
-¿Hablas en serio ? – habló Zams, luego que Dawner le contara como habia conocido a la pequeña – Digo, no soy experto en estos temas pero, ¿no crees que aun eres muy… inexperta para ser maestra ? Además, tengo entendido que los aprendices debian ser… eee… de buena familia.
-Amigo Zams, te recuerdo que el grande y poderoso Hawrold tambien era un huerfano recogido por el gran mago Twistteroy y que se convirtió en el gran hechizero que legó muchos aportes en nuestro mundo. Asi que no veo razon para no hacer yo lo mismo, Erinis será grande, me lo dice el corazón y la sabiduria de las estrellas.
-Vaya – dijo Erinis de pronto – el pobre hombre no pudo.
En efecto, mientras hablaban los dos amigos, Erinis observaba el juego y vio que los que se metian a jugar, no llegaban a completarlo. El dueño hizo otra convocación y Zamz fue corriendo hacia él.
-Mi amigo tiene una afición por esta clase de divertimientos.
Y resultó ser cierto. Zamz entró y comenzó a esquivar las lanzas, las piedras rodantes, las espadas de madera sujetas por muñecos en forma de soldados hasta que llegó a la meta. La gente aplaudio y Zamz hizo una reverencia, pero al inclinarse, un soldado de madera apareció tras él y lo empujó, haciendolo rodar al piso, en medio de la risa de los demás. El dueño lo habia hecho para sacarlo rápido y enseguida hizo una nueva convocación.
-Fue increible, Zamz – dijo Erinis.
Lo sé, es lo bueno de haber practicado todos los dias en los establos.
Luego los tres avanzaron cerca de la entrada del castillo donde ya estaban sirviendo el almuerzo y eso fue una nueva revelacion para Erinis, en su vida vio gran cantidad de frutas, vinos, quesos, aves y carneros. Zamz fue y trajo una olla con un pollo y un ganzo, racimos de uvas y un tonel de vino y se sentaron a comer, no tardo Staicin en unirse a ellos, y mientras esta hablaba y hablaba, Erinis pudo comerse su parte con la velocidad de una niña acostumbrada a comer mendrugos de pan.
Y estaban en medio de las charlas cuando de pronto sonaron las trompetas, ante una repentina alegria de Zams, él y los demás se pusieron de pie rapidamente y corrieron a un campo rectangular que estaba armado a unos metros de distancia.
-¡La hora del torneo! ¡La hora del torneo! –gritaba Zamz.
Erinis pudo ver el mar humano reunida alrededor del campo, Dawner le mostró entonces las carpas de los combatientes con sus respectivas banderas. Luego señaló una estructura adornada con escudos, banderas y estándares. Ese era el lugar donde el rey iba a acomodarse, el cual no tardó en hacer su aparición en medio de vivas. El anciano Rey Miltonz, señor de Dramadolgia cuyo cumpleaños fue motivo de esta celebración, pero de pronto los vítores fueron redoblados, la gente aclamó mas fuerte… no era para menos, pues aparecía tras su padre, la bella princesa Dakotania. Erinis, que siempre la vio en pinturas, la veía como un hada pues lucia tan lujosa y agraciada. « Gracias, queridos subditos » decia la princesa mientras le llovian flores y hurras hasta que logro sentarse al lado de su padre. Un hombre entonces se dirigio en medio del campo y anunció :
-¡Se da inicio al torneo anual del cumpleaños del Rey! Es la hora en que los dos grandes ejércitos de Dramadolgia midan sus fuerzas. A la derecha se encuentra el representante del ejército del norte, los Topos-Gritons. ¡El caballero Sir Brickonor!
 
El caballero se presenta con su corcel y su armadura azul, su gente lo vitorea y levanta su lanza en señal de triunfo.
– Y a la izquierda, el representante del ejército del sur, los Bagres-Asesintis. ¡Sir Jol!
El caballero se presenta con igual ovación. El visor del casco lo tenía abajo por lo que no se podia ver claramente su rostro. El presentador se retiró y las trompetas sonaron. Ambos caballeros tomaron sus posiciones. Prepararon sus lanzas y esperaron el llamado. Esta se dio. Los contrincantes corrieron y sus armas chocaron. No hubo caida, entonces volvieron a la carga. Esta vez la lanza de Jol es partida por la de Brickonor, entonces el primero pidio un mazo a sus hombres mientras que su opositor hacia lo mismo. Nueva llamada y los caballeros avanzaron de nuevo, Brickonor cayó al suelo, por lo que el combate ahora seguiría sin caballos. Brickonor saco su espada y Jol la suya y la pelea comenzó. Brickonor hacia dominio de la sitiacion y con un fuerte golpe mandó a Jol a tierra, La gente comenzó a vitoriar y el caballero alzo sus brazos a su publico. « Yo soy el campeón, soy soy el mejor » decia, pero Jol aprovechó para darle en las piernas con el escudo y Brickonor cayó al suelo. Fue un desafio. La pelea se reanudo pero esta vez fue Jol la que lograba emparejarse y pronto le arrebató a Brickonor su espada que cayó a varios metros de él. El rey se pone de pie y proclama a Jol como triunfador.
El caballero entonces se acerca hacia el rey y la princesa Dakotania le arroja una rosa. El caballero se quita el casco y la princesa, el rey, Brickonor y los demás se sorprenden al descubrir a una mujer bajo la armadura.
-¿Era cierto entonces? – habló Brickonor – ¿Que habia una mujer en el ejercito?
-¡Ja ! He crecido con las amazonas de la jungla y en el sur conquisté mi nombre con mi fuerza, Sir Brickonor, a partir de ahora puede considerarme su mas temido rival.
El torneo, de esa forma da por finalizado y la fiesta y la música prosigue. Ambos caballeros regresaron con sus respectivos hombres. En tanto, la princesa avanzaba entre la multitud recibiendo alabanzas y reverencias a cada paso que daba.
-¿Vieron eso? – exclamaba Zams a los demás – el gran Brickonor es derrotado por primera vez y por una mujer.
-¿Lo ves Zamz? – respondio Dawner – Es una señal de que los tiempos cambian, que habrá en el futuro una mayor integracion entre hombres y mujeres y…
-¿Que te sucede ? – pregunto alarmada Erinis.
Una ligera turbación habia sentido Dawner que la hizo perder el equilibrio, pero logró dominarse y evitar caer al suelo. « Estoy bien, no se preocupen, solo estoy algo cansada. » dijo para calmarlos. Luego sonrio y abrazando a Erinis prosiguieron con la fiesta.
***
Lon… Lon… Lon… Lon… Lon… Lon… Lon… Lon… Lon… Lon… Lon… Lon…
Doce campanadas. Los miembros de la orden formados en circulos, entre ellos Scottinus, se tomaron de las manos y alzaron los brazos y comenzaron a entonar unas palabras de un idioma misterioso. Mientras, el anciano Potenzal proclamaba :
-¡Medianoche! ¡El plazo a vencido! ¡Llego la hora! – las voces del resto aumentaron – ¡Se ha cumplido! ¡Ya estamos aqui gran amo y señor! ¡Estamos aqui para servirte y preparar tu camino al trono que siempre has merecido! ¡Ya es la hora!
Unos fuertes truenos sonaron y de pronto, dentro del circulo trazado hacia muchos años y en donde los miembros estaban rodeando comenzó a iluminarse. El viento sopló mas fuerte y los truenos redoblaron sus fuerzas. El circulo entonces se iluminó más y se produjo una fuerte explosion. Los encapuchados y su lider fueron barridos y de entre la tierra quemada apareció un ser de fuertes dimensiones del cual solo podia verse su silueta. Scottinus se levantó y lo observó. « Ya estás aqui. »
***
Dawner despertó repentinamente.
Aquella punzada que sintio en la fiesta habia regresado, solo que ahora dominaba todo el cuerpo. Una sensacion de miedo, angustia y terror le carcomia por dentro. Se levantó y se acercó al lecho de Erinis. La niña, luego de un dia lleno de sorpresas, estaba bien dormida e iba a ser dificil despertarla ahora. Dawner se dirigio entonces a una ventana y la abrió, allí estaban las estrellas, pero no podia encontrar respuestas en ellas. La horrible sensación continuaba, entonces tuvo un mal presentimiento. ¿Será posibe? Pero después de tanto tiempo, ella lo consideraba imposible, pero no, no podía negarlo. Aquellos libros historicos que heredó de su maestro, aquellos testimonios… eran verdades, no podian ni debian ser olvidadas. Entonces corrió hacia un cuarto y abrió un baúl. Allí adentro, en medio de objetos y demás, había uno envuelto en un trapo. Dawner lo tomó y lo observó.  Sentía miedo. Sacó el trapo y tenía ante su vista un collar con tres grandes diamantes, que habian pertenecido al iniciador de la corriente mágica de Dramadolgia, el Septimo Hijo y que fue guardada por cientos de años para advertir la presencia de aquella maldad que continuaba siendo una amenza. Dawner observó los diamantes, los dos primeros ya estaban oscuros pero el tercero, que siempre estaba brillante, ahora se volvió roja. Dawner soltó el objeto y suspiró de resignación. La evidencia era clara.
El Gran Koko ha regresado.
SIETE PECADOS MORTALES
SIETE FORMAS DE GANAR
SIETE CAMINOS SANTOS HACIA EL INFIERNO
Y COMIENZAS EL VIAJE
SIETE CUESTAS ABAJO
SIETE CUESTAS ENSANGRENTADAS
SIETE Y SE ESTÁN ENCENDIENDO
SIETE TUS DESEOS
Continuará…

 /////////////////////////////////////////////////////////////////////

Wow

 Dawner, nuestra nueva heroína, nos presenta a los primeros personajes. Sus amigos Staicins y Zams, la princesa Dakotania, y los caballeros Brickonor y Jol. Además, también conocemos a Erinis, que no es otra que Erin, la chica que entrevistó a Chris Mclean.

Y Scottinus, el nuevo instrumento del Gran Koko, que ahora parece actuar bajo la forma de Potenzal, obvia referencia al Chris que actúa la voz de Chris -última encarnación del Gran Koko-.

¿Que puedo decir? No puedo esperar a conocer cómo aparecerán los demás personajes y cómo se va a desenvolver la historia de esta última batalla.

 /////////////////////////////////////////////////////////////////////

Hasta el próximo capitulo, Vengadores. 

Luck Lupin

Anuncios

3 Respuestas a “RotiBlog Fics: Dramadolgia, la Última Batalla – Cap. 1

  1. Increible!
    Me encantó las apariciones de 7 de los 13 neocampistas: Dawn,Staci,Sam,Scott,Dakota,Brick y Jo.No veo la hora que aparezcan el resto y nuevos personajes XD

  2. ¡Que sorpresa! un nuevo comienzo
    ¿500 años pasaron? … wow
    Nunca pensé que Arturo incluiria a los doblajistas jaja ¡esto va a estar muy bueno!.
    Y la mención de los personajes de la anterior saga me dieron ganas de leer el fic desde el principio…
    Buen comienzo!

    Hasta el proximo capitulo ,señores

  3. Wow, muy bueno para ser el primero… No se por que me sorprende que Dawn sea el personaje que más o menos guie la historia, pero me encanta 😀
    Me gustó tambien las dos situaciones en simultaneo, muy bueno
    Espero con muchas ansias los siguiente, que se que estarán mucho mejores que este (como si este ya no lo estuviera XD)
    Bye

Y vos... ¿Qué tenés para decir?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s