RotiBlog Fics: Dramadolgia – Cap. 12

Total! Total!! Total Dramadolgia!!

A pedido del público, al fin regresa la penúltima entrega de esta saga tan fascinante con la que Arturo Hernández ha llenado de magia las paginas de este RotiBlog… ¡El último capitulo antes del final!

No dejen de darle click al video con el que inauguramos este capitulo,  “The Prophecy”, una cancion de Iron Maiden que ilustra a la perfeccion la historia de Key-Tlint y su padre.

Y como Bonus Track, un mensaje de Yasmil Lopez :3

¡Yasmil Lopez! ¡La primer entrevista del RotiBlog!

https://revengeoftheisland.wordpress.com/entrevistas

¡Los invito a comentar! ¡Cuentenme que les pareció este Fic a lo largo de todas estas semanas! El episodio Final es antes de Navidad, y quiero sorprenderlos, pero necesito su opinion. Mis queridos lectores silenciosos, comenten sin miedo cuando acaben de leer. Y si aun no lo han hecho ya, por favor, denle Like a nuestra pagina en Facebook: http://www.facebook.com/RotiBlog.

¡No esperen mas! ¡Disfruten este episodio de Dramadolgia!

 /////////////////////////////////////////////////////////////////////

LAS 4 ESPADAS DE DRAMADOLGIA (Capitulo 12)

 /////////////////////////////////////////////////////////////////////

Observo mirando el horizonte con la mirada. Ya estoy escuchando los pasos del ejército. La batalla final está por iniciar su comienzo. Es aquí donde se decide el futuro porvenir de nuestra amada Dramadolgia.
-Padre, tú me dijiste que las espadas ya están listas y ya se encuentran en ese campo preparándose para vencer. Tú dijiste que la caída del Gran Koko es inminente. ¿Por qué entonces tienes que ir?
-Hija, ya no tengo la fuerte fuerza de antes. Mis poderes comienzan a debilitarse de debilidad. Las luchas y la magia que utilizé en estos años me han envejecido más de lo normal. Siento en mi interior de mí el deber obligatorio de dar mis últimas fuerzas en la lucha y dar mi vida por el reino. Porque también cargo con la culpa de la venida del Gran Koko, yo recibí la maldición de profetizar sus tres venidas. Ahora debo partir, mi hora ha llegado.

-Padre…

-No llores, hija mía, ahora serás tú la que continues el largo camino que ha iniciado esta guerra bélica. Toma las piedras. Recuéstate, cierra los ojos, deja que el hielo te cubra. En 500 años despertarás y te encargarás de la segunda guerra, tú guiarás a los nuevos héroes a la derrota del ogro reencarnado.

-¿Volveremos a vernos?

-Ten seguro de eso, mi adorada Key-Tlint. Duerme ahora. Tu vida será sacrificada, pero cuando suceda esto, ya habrás ayudado lo suficiente para derrotar a esa malvada mujer hembra.

***

-Comprendo cada parte de tu alma. Ambas fuimos despreciadas a pesar de nuestras inteligencias. Desean que el reino siga siendo manejado por incompetentes y debiluchos. ¡Es una maldita equivocación! ¡Lo saben y aún aplauden por ello! No ha sido la suerte la que nos haya reunido, Courtneysand, es el destino. Estamos ahora en esta horrible cueva, pero pronto estaremos en la misma Wawanaquantida, donde merecemos estar. Bien, estás sonriendo, señal de que estás de acuerdo conmigo. Si amiga, la solución es que formemos una alianza. He pensado en tu problema en estos dos días que hemos estado juntas y tengo la solución. ¿Ves este brazalete? Colócalo en su brazo y se olvidará de esa basura inmunda. Tendrá ojos solo para ti. Tú deseas al hombre, yo deseo al soldado. Necesito a alguien como él para dirigir el ejército que voy a crear, y este objeto amarillo es la clave de todo. Tócalo, no tengas miedo. He armado una cabaña en un bosque no muy lejano, ten el mapa. El está buscándola por estas zonas. Tarde o temprano aparecerá en la cabaña. Lo demás será pan comido. Ahora, si me disculpas, debo alisar mi cabello. No tienes idea de lo que podría sucederme si lo pierdo…

***

Hawrold no podía creerlo. ¡Era ella! La hermanastra perdida de la reina Lindsayna. ¡Heatheryas! Todos creían que había muerto después de haber huido. Nadie, ni él, se imaginaban esto. No puede ser.

-¿Muy sorprendido, verdad Hawrold? – dejó de reir – ¿No esperabas hallarme en este palacio oscuro?

-Estoy rezando que esto sea solo una alucinación.

-¡Pues esto te convencerá!

Horribles y largos rayos azules fueron directamente al cuerpo de Hawrold. Este cayó al suelo, lentamente se reincorporó.

-Entonces, todo este tiempo teníamos al mal en el palacio… No puedo creer que tú seas el Gran Koko.

Heatheryas se puso de pie. Avanzó unos pasos hasta quedar cerca del caldero.

-Podría decirte que si, pero prefiero ser sincera. Yo solo sirvo a mi señor Gran Koko quien está dentro de mí. ¿Comprendes? Mi… ja ja… Tú amo y señor se encuentra aquí, frente a ti, esperando a que se rindan.

– Parece que la posesión te ha dañado tu percepción. ¿No te das cuenta que has sido vencida? Tu ejercito está destruido, tus aliados han muerto, estamos dentro de tu palacio y solo es cuestión de minutos que los demás estén aquí abajo donde los caballeros…

-¡Ya cállate, estúpido saltimbanquis! – alzo su brazo y este se encendió, preparando un nuevo disparo, Hawrold se calló – ¿Mi ejército destruido? ¡Puedo crear millones con solo un chasquido! ¿Derrotada? Mi amo nunca lo será. Y las espadas… ¡Ja! Las famosas espadas que pueden matarme. Dime, gran mago que todo lo sabes ¿Por qué no se formó la gran espada cuando lo necesitaban?

Era cierto, la espada de Dramadolgia nunca se formó cuando se unieron los cuatro sables.

-¿Observas esto? – Hawrold observo un objeto oscuro que colgaba en el cuello de Heatheryas – La séptima hija del séptimo hijo no llegó a hablarles de este objeto, el Khar-ma. Solo uniendo las puntas de las espadas en esto haría que la espada mágica apareciera, pero por supuesto que eso nunca sucederá. Nunca me fui con las manos vacías, y es una lastima que tu maestro estuviera tan anciano y olvidadizo que nunca te habló de esto que lo tenia en su poder desde que lo heredó de su anterior maestro.

-¿Qué? ¿Se lo robaste a mi maestro Twisteroy?

Hawrold nunca había oído hablar de aquel objeto. ¿Por qué lo calló? Quizá para resguardar mejor el secreto y luego del robo, quizá calló para no pasar vergüenza de haber sido tan descuidado.

-Confundido. – continuó Heatheryas – Pobres y tristes idiotas. Pensaste que habías llegado muy lejos, que tu y tus tres bobos amigos habían llegado al nivel de guerrero. Observa este caldero, siempre supe donde estuvieron. El pasaje secreto del castillo ¿Cómo crees que huí entonces? La jungla, el bosque subterráneo, el túnel de la montaña… ¿Creías que nunca me di cuenta? Ustedes me facilitaron el trabajo. ¿Por qué crees que jamás lancé un contraataque? ¿Para que combatir lejos cuando ustedes podian venir aquí con todas las espadas?

-No te comprendo. ¿Querías que nos apoderaramos de las armas a pesar que tus aliados ya los tenian…? Oh, no…

-¡Si! Me hicieron un buen trabajo, idiotas. Nunca pretendi compartir mi reino con esos miserables, solo me eran útiles por un tiempo. No iba a cometer ese gran error, sabiendo que esa perra de Courtneysand me traicionaría a la primera oportunidad. Ahora están muertos, gracias a ustedes. – calló, Hawrold no respondía asi que prosiguió – Ahora que estás a puertas del infierno voy a satisfacer tu curiosidad.

Heatheryas halló casualmente el túnel secreto y se mantuvo en silencio hasta que llego el dia en que huyo con el collar. Recorrío valles, montañas, siempre oculta, planeando la venganza que deseaba dar hacia Lindsayna, sus padres, con todos. Los meses corrían y ello permitió que todos se olvidaran de ella. Cuando un buen dia, llegó a ese bosque, una voz lo llamaba, caminó hacia una cueva de donde provenía la voz. El lugar estaba lleno de arañas de diferentes tamaños. Al fondo de la cueva vio una gran telaraña brillante con una péquela araña parda en el medio. Esta le hablaba y le decía sobre el hambre de justicia, la hora de la venganza, establecer el reino al que verdaderamente se merece… Hawrold tuvo una revelación. Se recordará que el Rey Tarifay envio a sus hombres a buscar al Gran Koko, sin exito. Ese era el motivo. Se había reencarnado en una insignificante araña, esperando un cuerpo para apoderarse. Y Heatheryas fue la destinada. Que triste destino. Hawrold recordó cuando ambos eran niños y se habían vuelto buenos amigos, jugando en los jardines del palacio, hasta que un dia Hawrold accidentalmente le rompió un diente. Heatheryas no le volvió a hablarle mientras el rey Tarifay le hizo colocar un diente de oro. No se volvieron a hablar hasta este momento. Heatheryas rio de nuevo, el diente dorado brillaba con fuerza.

-Y entonces, decidiste crear a Chris-Macleantosh para ocultarte. Y en la primera batalla, mataste a tu propio padre…

-¡Padrastro! – ladró. Una estela de energía sobresalió de su cuerpo – Ese inútil y débil monarca nunca fue mi padre. Mi madre lo engatuzó y se casó con él para apoderarse del trono. Deseaba que yo fuera la heredera, pero ella no tenia la suficiente sangre fría para lograrlo y eso hizo que ese hombre nombrara a su estúpida hija como heredera.

Heatheryas alzó el brazo y un rayo salió con fuerza. Esta chocó al techo y comenzó a deslizarse hacia donde estaba el trono que bajó con Hawrold.

-Ahora que ustedes hallaron y me trajeron la espada de fuego y las otras, no tiene caso seguir esperando mas. Los traeré para que no mueras solo.

Comenzaron a rajarse varios puntos de los techos, crecieron a causa del rayo y varias partes del techo se desplomaron. Hawrold vio a todos sus amigos caidos. Cuando se pusieron de pie observaron el lugar en que estaban. Hachetof y el Zequel estaban allí también.

-¡Ríndanse ya! ¡Entréguenme las cuatro espadas y es posible que les salve de la muerte a cambio de su obediencia hacia mí!

Todos se sorprendieron al ver a la mujer quien les hablaba. Duncanz y todos los que estuvieron en el palacio no tardaron en reconocerla. No puede ser, Coudy. Gran trozo de carne asada, Owenides. ¿Quién podría haberlo ocurrido? Noáh. Hachetof dijo que jamás lo había pensado. ¿Una mujer? Decía el Zequel. DiJoy e Izzya estaban sorprendidos.

-No estabas muerta. ¿Tú causaste estas desgracias? – Dijo Trentzenor.

-Tú mataste a Gwender. – dijo Duncanz – Perra desgraciada.

-¿Piensan derrotarme aún?

Todos se acercaron hacia Hawrold portando sus armas. Hachetoff se unió llevando un pedazo de fierro del suelo. Solo el Zequel se quedo balbuceando ¿Una mujer? ¿Mujer? ¿Amo… mujer?

Los caballeros sacaron sus espadas y estas comenzaron a arder. Owenides y los demás sacaron sus arcos y apuntaban a Heatheryas. Hawrold encendio su vara. Heatheryas rió.

-¡Entonces mueran juntos!

Una fuerte energía salió de su cuerpo y todos fueron barridos. Las espadas amortiguaron el impacto, de lo contrario habían muerto. Coudy y el resto dispararon las flechas, pero estas apenas llegaban hacia ella. Disparó fuertes rayos a los techos y los bloques cayeron. Trentzenor atacó con fuego, Heatheryas respondio de igual forma. Algunas columnas se desplomaban, el caldero se destruyó. Era imposible atacar a la malvada. Sus disparos eran el doble de fuerte de las espadas. El lugar se llenó de ruidos y destrucciones. La magia de Hawrold apenas podía afectarla como si tuviera los limitados conocimientos de la feria. Izzya solo podía esquivar los rayos, pero al menos se divertía. Hachetof, al ver que los pedazos de bloque que le arrojaba eran como aventarle pesazos de pan, solo se limitó a esconderse. Ahora Duncanz comprendía porque Courtneysad llamaba a Macleantosh la estúpida marioneta… un momento.

-Escuchen – los ruidos de los disparos impedían a Heatheryas oirlos – ¿Observan su cabello? Courtneysand hablaba en sueños y mencionaba algo sobre cortar ese cabello.

-¿Te explicaba sobre eso? – preguntó Hawrold.

-No. Jamás me respondía. Pero me hace pensar ahora que su maldito cabello sea su punto débil. Hay que acercarse y cortárselo.

No sonaba muy convincente la teoría, pero había que intentarlo. Hawrold y el resto distraían a Heatheryas mientras Izzya y Duncanz se acercaban por la espalda, pero ella era muy rápida. Se daba cuenta y disparaba, logrando alejarlos.

Y asi continuo la batalla. Era inútil acercarse, ella lo olfateaba  y enseguida respondía. El aire, el fuego y el agua eran bloqueados por su magia. DiJoy intentaba abrir el piso, pero de los pies de Heatheryas salían energías que aseguraban el suelo.

-¡Ya basta! ¡Tendré que darles una muerte rápida!

Y alzando ambos brazos, comenzaba a dar forma a una bola energética. Una bola amarilla aparecía y aumentaba de tamaño. De esa bola salían truenos y fuertes ruidos. Hawrold y los demás lo reconocieron. La misma bola de fuego que mató a Key-Tlint y a Gwender, ahora estaba destinado hacia ellos y sin posibilidades de salvarse. La bola crecia mas y mas y los rayos también, impidiendo a que las espadas pudieran disparar hacia la mujer. Hawrold vio que todo estaba perdido.

De pronto… una sombra apareció a la espalda de Heatheryas. ¡Ha saltado a su cuello! Ven como ella se retuerze dando gritos, perdiendo la concentración. La bola de fuego deja de crecer y se disminuye hasta desvanecerse. ¿Qué sucedia?

-¡Una mujer! ¡Una mujer! ¡Una mujer!

¡El Zequel! El gusano estaba montado sobre el cuello de Heatheryas, aullando de furia mientras que sus manos arrancan mechones del cabello de su ama. Heatheryas maldice e insulta al enano mientras trata de zafarse. Finalmente logra liberarse y arroja al enano hacia un rincón. Heatheryas tambaleaba, había quedado con poco cabello.

-¡Ahora!

Duncanz, de un salto, estaba cerca de ella y con su daga, y con una rapidez extraordinaria, cortó lo que quedaba del cuero cabelludo de Heatheryas y de luego lo arrojo a las llamas, alejándose luego.

Heatheryas, tocó su calva cabeza y dio un grito de horror. ¡No! Se retorcía de nuevo, varios aullidos terribles salieron de su boca, comenzó a dar vueltas, sus ojos se volvieron blancos, se detuvo de pronto donde lanzo un ruido sordo y finalmente cayó al suelo donde dejó de moverse.

-¿Muerta? – preguntó temblando Coudy.

-Pues ojala nó, quiero seguir brincando, ja, ja – dijo Izzya.

-Tenías razón Duncanz, el cabello era su punto débil. Hemos vencido.

-Aún no, DiJoy – dijo Hawrold – hay que quitarle lo que tiene en el cuello.

En breves palabras les explico sobre el collar y decidió acercarse a obtenerla.

Pero en cuanto estaba a diez pasos de ella, el cuerpo comenzó a moverse de nuevo. Se iluminó y el lugar comenzó a temblar, la energía del cuerpo aumentaba de intensidad, Hawrold y el resto se alejaron. Algo ocurría. De pronto, la intensidad se detuvo, regresó al cuerpo y este explotó. Cuando alzaron la vista vieron un enorme agujero a donde había caído Heatheryas. ¿Ahora que diablos? Dijo Hachetof. Un ruido enorme acompañado de rayos amarillos salió del hueco seguido de un fuerte rugido.

Una horrible pata verde salió del agujero, luego otro y después dos más. Los guerreros veían y se preguntaban que eran esos miembros. El Zequel ya había recuperado el conocimiento y se había acercado a ellos. Sonó otra vez ese rugido y una cosa verde salto del agujero y se detuvo frente a los héroes. ¿Qué diablos? Trentzenor.

De la cintura para abajo, en lugar de piernas humanas, se veía la segunda mitad y las ocho patas de una araña. Era de gran tamaño por lo que Heatheryas se veía gigantesca. El rostro de esta había cambiado: Color marrón, labios rojo vivo, ojos muy negros y fuertes cabellos verdes en su cabeza. Hawrold comprendió:  Heatheryas había muerto y su rostro y cuerpo era ahora parte de la araña que convivia en su ser y que se había liberado. Estaban ahora frente al mismísimo Gran Koko.

Ahora si vamos a ser alimento arácnido. – Gritó Owenides.

-Mami – Susurró DiJoy para que no lo oyeran.

El monstruo echó su cabeza hacia atrás y luego se adelantó, de su boca expulsó un poderoso liquido verde, similar a un vomito, hacia los dos caballeros del palacio. Estos se apartaron de inmediato y el Zequel recibió el líquido. Oyeron un grito sordo y vieron que del engendro ya no quedaba nada mientras fuertes vapores salían del líquido derramado. El vomito era ácido y ya había cobrado su primera victima.

El monstruo dio un salto y aterrizo en ese mismo lugar en tanto que todos corrían. Expulsó una nueva ráfaga hacia Duncanz, pero este lo esquivo y disparo un rayo de viento. Fue inútil, no le hacia daño. De inmediato Trentzenor atacó con su espada de fuego y DiJoy con la de tierra con igual resultado. Geoffonte disparo un fuerte rayó de agua hacia la cabeza, pero fue igual de inútil.

-Demonios, viejos, es más fuerte.

La araña dio otro salto y disparó de nuevo. Hawrold creó un muro, pero este resistió poco el impacto. Se rompió y el liquido verde la atravesó  Los movimientos del monstruo se repetían. Saltos, disparos, ataques inútiles. DiJoy disparo al techo para hacer caer más bloques, pero la araña las esquivo corriendo con gran rapidez. Owenides, Coudy, Noáh y Hachetoff volvieron a refugiarse en las piedras caídas mientras trataban de disparar con sus flechas. “Eso apenas les hace cosquillas, maldición” gruño el moro. Izzya, en tanto, disfrutaba el combate saltando de un lado a otro sin intentar atacar al monstruo. Hawrold y los cuatro espadachines no hallaban la forma de destruirlo. Solo había una forma: La espada de Dramadolgia.

-Mientras no tengamos el Khar-ma, el Gran Koko nunca será muerto – dijo Hawrold.

-¿Pero como podemos arrebatarle el collar? – preguntó Trentzenor.

-Bueno, esa loca tiene que servir – dijo Duncanz – Oye, ratón, ¿puedes arrebatarle esa piedra del cuello?

-¡Al fin, una misión! ¡Es la hora del héroe, yoo hoo!

La amazona dio varios brincos por las esquinas, pero el monstruo arácnido se percató y comenzó a disparar a varios puntos del salón. Owenides salió de su escondite, ante el espanto de sus amigos y se puso de frente al Gran Koko. “¡Oye! ¡Nunca nos agradaste! ¿Oiste? Fuiste mala y por eso nadie te quiso.” El enorme ser lo vio y expulsó de nuevo el líquido, pero Hawrold lanzó un rayo creando un muro. Owenidos logró escapar antes que se deshiciera el muro.

-¡Oye, araña inútil que no sabe hacer tela de araña! ¡Deja a mi gran O!

Izzya ya se había trepado a las espaldas de la araña, esta se retorcía para liberarse de Izzya. La loca, en tanto, había roto la cuerda que sujetaba la piedra con su boca y este cayo al suelo. Duncanz lo cogió de inmediato. Izzya, entonces, hizo un saludo militar y salto a un rincón. Hawrold se puso en frente del monstruo e hizo una invocación. Con su vara creo varios muros de luz, una sobre otra. La araña expulsó su líquido, pero debido a la cantidad de muros, tardaba en destruirlos. Hawrold gritó a los caballeros que se apresuraran.

-Bien – dijo Trentzenor – en esos orificios deben ir las puntas de las espadas. Pondré el del fuego.

La punta de su espada fue colocada en uno de los cuatro orificios. Tierra, hizo lo mismo DiJoy; Aire, Duncanz; Agua, Geoffonte.

Entonces, las cuatro espadas y la piedra comenzaron a dar vueltas, se elevo hacia al techo y se produjo un resplandor que cegó a todos brevemente. Hawrold y los demás lo vieron. Ante ellos una espada brillante, de bellos colores, se respiraba vida y magia: La Espada de Dramadolgia. Duncanz cogió la espada, sintió el gran poder que emanaba de ella.

Hawrold no podía creerlo, era una maravillosa visión. Sintió la presencia de su maestro, de Gwender y demás magos que conoció de pequeño y que habían muerto. Se produjo un ruido. El monstruo se liberó y dio un rugido. Vio a Duncanz y disparó. Duncanz puso la espada frente hacia ella y el líquido chocó con la hoja. El acido se partió en dos y fueron a direcciones opuestas. Duncanz permanecía en el medio sin rasguño.

-Ahora muere, maldito ogro.

Pero entonces el monstruo tomó impulso y disparo hacia el techo y las paredes en alto. Los escombros cayeron de todas partes. Los caballeros y los demás corrieron a buscar  refugio y quedaron dispersados. Los bloques los hicieron caer al suelo y Duncanz fue alcanzado por un pedazo en su hombro. La espada mágica cayó a varios pasos de él. La araña disparó al piso ahora, abriendo grietas, obligando a que todos terminaran juntos y desprotegidos. No había escape, Heatheryas-Gran Koko obstaculizaba la salida y alrededor de ellos solo había piedras sobre piedras. Izzya entonces saltó hacia el monstruo, puso sus manos sobre los hombros de la araña y llegó a otro lado, cogió la espada y la lanzó antes de esquivar un nuevo disparo de acido. Fue Hawrold quien lo recibió esta vez.

-Esta espada reúne los cuatro elementos y la magia sabia del Septimo Hijo. Y es la magia el elemento importante para derrotarte.

Hundió entonces la espada y se produjo una nueva grieta en dirección al ogro. Al abrirse la tierra bajo sus patas, el monstruo se tambaleaba. Hawrold lanzó entonces agua hacia la grieta. La cantidad del liquido creaba lodo y al llegar donde la araña, las patas de esta se hundieron en el fango y no podía salir a pesar de sus esfuerzos. Los demás aprovecharon para separarse y colocarse alrededor del monstruo atrapado en actitud de guardia. El monstruo entonces, lleno de furia, disparó hacia Hawrold, pero este convocó al viento, la fuerza de un huracán e hizo que el acido se volviera contra su dueña. El liquido cayó por su estomago y fue presa de horribles dolores. Sus fuertes rugidos lo explicaban. Hawrold levantó la espada y esta, sola, con una gran velocidad, se dirigió hacia el monstruo hundiendose en el estomago dañado. Un fuerte rugido forzó a los demás a taparse los oídos. Vieron como su amigo mago se acercaba hacia ella y sacando la espada de su estomago. El monstruo había caído “de rodillas” y Hawrold, sobre unas piedras, se encontraba a la altura de la cabeza de ella. El ser lo observaba furioso y gruñendo, pero se veía que sus fuerzas se estaban diluyendo.

-¡Vuelve al infierno, Gran Koko!

La espada cortó el cuello del monstruo como gelatina. La cabeza decapitada cayó en los escombros y del cuello salió una ráfaga del {acido. Izzya corrió y sacó a Hawrold de allí. Vieron como el enorme cuerpo arácnido caia y se derretía. Al final, solo una masa verde era todo lo que quedaba del ogro usurpador.

-Wow – grito Geoffonte – vencimos, eso merece una gran parranda, amigos.

Pero apenas termino de hablar, la tierra comenzó a temblar. Las paredes que aún quedaban de pie presentaron grietas.

-¡Muy bien, el ultimo quien salga que apague la luz! – grito Noáh.

Todos salieron corriendo del enorme salón a la vez que las paredes caían. ¿Pero como salir? Hawrold usó la espada, esta soltó una luz que fue a una dirección, destruyo las paredes, otra luz ingresó de allí y se hizo mas grande. Era la salida. Salieron todos y vieron que los soldados y las fieras también se alejaban. Toda la fortaleza estaba temblando. No tardaron en unirse a los demás. Se volvieron y observaron como el castillo negro, se desplomaba y se hundía hasta desaparecer.

Los gritos de victoria no se hicieron esperar. El Saskua, Eyva y los demás soldados celebraron el triunfo. No podían creerlo, hasta Izzya lloraba, finalmente había acabado la era opresiva de Chris-Macleantosh.

De pronto la espada se encendio y se elevó a los aires, comenzó a dar vueltas y se produjo un nuevo resplandor. Nuevamente estaba la piedra y las cuatro espadas. Se separaron y las cuatro armas fueron a las manos de sus respectivos dueños. El Khar-ma fue tomada por Hawrold.

-Su misión ha culminado – se dijo – a la espera de la próxima.

De inmediato se acercaron DiJoy y los demás y lo felicitaron por su osadía. Vio luego como Tretntzeñor y Duncanz estrechaban sus manos como si hubieran sido amigos toda la vida. Geoffonte saltaba y no veía la hora de regresar a la cueva a beber. Owenides e Izzya celebraban abrazados el uno al otro. DiJoy presentaba a Hachetof a los demás como a un hombre rescatado y le daban la bienvenida. El Sasqua rugía de victoria y las fieras también. Luego vio Hawrold la carreta con los osos que se acercaba donde ellos. Bajaron Seirra, Key y Sey. Seirra buscaba locamente con la mirada y se detuvo en Coudy. Corrió hacia él y lo abrazó mientras lloraba. Coudy sonrio y le dio un beso, dejando que las otras dos suspiren ante la escena. Noáh, en tanto, charlaba con Eyva.

– Estás sin un rasguño, enano, eres buen guerrero después de todo.

-Pues resulta que hoy fue mi ultimo día de soldado raso. Vuelvo a mis libros.

-Pues si cambias de opinión puedes venir conmigo para que me ayudes a cuidar la jungla.

-Bueno… si algún dia, lo cual espero que nunca llegue, me aburra de la biblioteca, te lo haré saber.

-Ojalá asi sea, enano… me agradas.

-Lo sé – sonrió el enano.

Hawrold observo el cielo que comenzaba a aclararse. Las nubes negras se iban y el sol volvería a esta zona por mucho tiempo oscura. De pronto, algo sucedió: de las montañas de al fondo, de donde habían salido, provenían varias esferas de luz. Los soldados dejaron de celebrar y vieron esas extrañas apariciones. Hawrold mo podía explicarse. ¿Qué eran esas luces? ¿Una nueva amenaza?

¡Esta historia concluirá…!

 /////////////////////////////////////////////////////////////////////

Epico!!

Esto ha sido mortalmente EPICO!! No hay palabras para describirlo… Pero aún así lo intentare…

Comenzando con los saltos al pasado de Key-Tlint y la alianza con Courtneysand… Gran elección musical con Iron Maiden, por cierto

¡Cielos! Heatheryas era la hermanastra de Lindsayna, y la hija de Alondra (Fic)!! La frialdad con la que creo a Mcleantosh, y dejó que Justinus, Courtneysand y Alexander murieran… fue genial!

Cuando recibi el email, no pude evitar comentarle a Twister por MSN sin spoilearle mucho; y el sugirió cortarle el cabello…

Y yo: Vaya, tenías razón!

Unos cuantos párrafos más tarde: Twisteroy, tú y tus ideas!!

Ahora era invencible! Jajaja… Esa araña me recuerda a la verdadera forma del Payaso IT, de Stephen King :3

La pelea de Zequel y su posterior final me recuerdan mucho al Zeke que terminó en la lava de Hawaii!!!

Y Izzya tuvo su gran momento cuando recuperó el Khar-ma! Finalmente, con la Espada Dramadolgia completa, agua, fuego, tierra, aire y magia… ZAS en toda la cara!!!

GOOD BYE KOKO!!! HELL YEAH MOTHER FUCKER (?) (!)

La escena final, ese ¿tierno? intercambio entre Eva y Noah, trae a mi mente mi primer fic, en el que insinué una posible relación entre ellos xD Blicia estaría encantada de leer este Fic…

En fin… Cualquiera diría que esto termina acá… Pero no hay doce sin trece (?), por eso aún resta un capitulo más… Y no tengo ni idea de que desenlace nos puede aguardar…

…pero conociendo a Arturo Hernandez, de seguro será genial!!!

¡Auf Wiedersehen!  Luck-Lupin is out

Anuncios

6 Respuestas a “RotiBlog Fics: Dramadolgia – Cap. 12

  1. Y en otras noticias, ODIO a mi puta madre ¬¬
    Review:
    ” el Khar-ma” Eso me suena
    “hasta que un dia Hawrold accidentalmente le rompió un diente.” Vaya, ahora fue Harold quien la desdento xD
    “mataste a tu propio padre…” Yo lo haria ahora mismo si pudiera ¬¬
    “Hachetof y el Zequel estaban allí también.” Y ellos que?!
    “¿Una mujer?” *FACEPALMAZO* -.-
    “Solo el Zequel se quedo balbuceando ¿Una mujer? ¿Mujer? ¿Amo… mujer?” -.- ANALFABETO DE MIERDA :YUNO:
    “Hachetof, al ver que los pedazos de bloque que le arrojaba eran como aventarle pesazos de pan, solo se limitó a esconderse.” gallina -.-
    ” ¿Observan su cabello? Courtneysand hablaba en sueños y mencionaba algo sobre cortar ese cabello.” Como en IDD
    ” Heatheryas tambaleaba, había quedado con poco cabello.” Como en DTGM
    “Heatheryas, tocó su calva cabeza” Como en LDA
    “-Mami – Susurró DiJoy para que no lo oyeran.” LO SABIA. Él que nace miedoso, se queda gallina 4 eva ;D
    ” Se separaron y las cuatro armas fueron a las manos de sus respectivos dueños. El Khar-ma fue tomada por Hawrold.” Eso es a lo que llamo un buen karma xD (mal chiste)
    Se despide: castigada -.-

    espero que el castigo dure poco!

  2. Quedé de boca abierta con este capítulo! XD
    No podía dejar de leer, y cuando Luck me pasó unas oraciones por msn no podía dejar de leerlas una y otra vez jaja

    Seeeee, linda idea la de cortarle el cabello lol

    No quiero comentar cosas especificas porque si no tendría que analizar oración por oración de lo genial que quedó este capitulo… Bueno, tengo que felicitarte por el INESPERADISIMO papel de Heather en el fic… Jamea me hubiera imaginado eso, es más, yo le calculaba que sería una ayudante secreta de Chris, quien organizaba todo, pero que lo terminaría traicionando para unirse al ejercito de salvación XD

    Muero por el final. Nos vemos

    Viva Heather en todas sus formas!!!

  3. Ale_Gwen:
    Te secundo Luck, É-P-I-C-O. En serio, no hay palabra que lo resuma mejor *U*.

    No he comentado creo ningún capítulo ._. Pero desde el comienzo he leído la historia, y… ¡Enserio! ¡Te atrapa desde el primer momento! ¡Y las referencias a Total Drama :D!
    Cada capítulo con un final cada vez más intrigante, e infinitamente A-TRA-PAN-TE.
    ¡No puedo esperar el final! 😀

    Ahora sí, al casi casi epi final…
    La canción queda perfecta ♥ La introducción lenta para la charla emotiva padre-hija y luego, por no querer parar la canción, el ritmo de la canción en sí para describir perfectamente la ira de Courtneysand 😀
    Por cierto, mi madre es la séptima hija de su familia ._.
    ‘Ahora, si me disculpas, debo alisar mi cabello. No tienes idea de lo que podría sucederme si lo pierdo…’ REFERENCIAALAISLARIGHTHERE.
    ¿Heatheryas hermanastra de Lindsayna O:? Eso me tomó por sorpresa… ¿¡Y luego de todo también el gran Koko!? WOW.
    El Khar-ma O:
    ‘-Tú mataste a Gwender. – dijo Duncanz – Perra desgraciada’ Y en este momento, grité como Lindsayna en el epi pasado ò_ó
    ¡Hasta que por fin se dieron cuenta del cabello! Todo el capítulo, he estado gritándoles eso ._.
    Y Zequel, por fin tu machismo nos salvó la historia…


    ¡Araaaaaañaaaaaaaaaaa D:<! Ugh, porquería ácida verde O__o
    ¡Y el indicada para usar la espada era Hawrooold! *Aplausos everywhere*.
    Y así, todos los elementos se unieron para regresar a esa porquería de araña al infierno de dónde vino 🙂 (?)
    ¡Gritos de victoria everywhere!
    Pero no por mucho… D:

    Estos finales intrigantes son los que intrigan intrigosamente intrigándome cda vez más D:
    ¡Quiero leer el final now! D:< No puedo esperar, y no me hago ninguna idea de como pueda teminar D:


    ¡Que grata sorpresa! ¡Me alegro que hayas leido el fic!
    Tu madre es septima hija? o.O

  4. Woah, ya casi esta completo el rompecabezas.
    Primero con la historia de Key-Tlint, despues el pasado de la hermanastra de Lindsayna dejando en claro varias cosas.
    Ja! su cabello era su punto débil, por que no me sorprende xD.
    El Khar-ma ,amo las interminables referencias a TD.
    Ufff…! Quede WTFkeada cuando el Zequel le salto al cuello a Heatheryas. LOL
    Wakala ,que asco con la “digievolución” de ,ahora, el Gran Koko.
    Holy Shit! Vomitaba acido X_x.
    Que haría el Ejercito de la Salvación sin Izzya! Viva la loca!
    “de las montañas de al fondo, de donde habían salido, provenían varias esferas de luz. Los soldados dejaron de celebrar y vieron esas extrañas apariciones”
    Oh Dios, ahora que Arturo, QUE!?

    EXCELENTE EPISODIO, diría Épico pero aun falta uno mas por leer!,así que …
    Hasta la próxima entrada de Dramatologia!!!

    Jajaja digievolucion jajajaja
    Asi es, casi todas las piezas acaban de acomodarse en el rompecabezas. Ya solo falta conocer el final, y estoy seguro de que no los decepcionara 🙂

  5. Me encantoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooó!!!

    jajaja a mi tambien 🙂

  6. Wow, simplemente genial 😀
    Espero con ansias el final de este fic 🙂
    Muy buena la rola de Iron Maiden por cierto!
    Saludos

    Wiiiii! Arturo si que sabe escoger canciones xD

Y vos... ¿Qué tenés para decir?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s