RotiBlog Fics: Dramadolgia – Cap. 3

¡Vengadores!

Hoy les traigo el capitulo tres  del Fic de Arturo. Pero antes, debo mantenerlos al tanto de cierto rumor que anda circulando por ahí. Christian Potenza subió un nuevo video a Youtube (Y no, no es esa entrevista animada con Erin, prometida hace meses. Empiezo a dudar de que es sólo una leyenda urbana ¬¬).

“The Final Battle” es el titulo del último episodio de Revenge of the Island. Pero nuestros amigos canadienses, australianos y estadounidenses ya empiezan a especular y dan por hecho de que este episodio será el final de toda la serie…

Más vale… que Total Drama no termine así…

Por otra parte ejem… He inaugurado la sección de Entrevistas para que puedan acceder a todos los links de los post más famosos del RotiBlog. Lean las reseñas!

Y emm Luck ha suspendido temporalmente las Bitácoras… Me estoy tomando mi tiempo para trabajar ciertas cosas en Deviantart… Estén al tanto del RotiBlog estos días :3 Quizás noten algo nuevo próximamente…

Sin más preámbulos, disfruten la tercer parte de esta maravillosa saga.

 /////////////////////////////////////////////////////////////////////

LAS 4 ESPADAS DE DRAMADOLGIA (Capitulo 3)

 /////////////////////////////////////////////////////////////////////

Dramadolgia era una enorme extensión de tierra, llena de montañas, valles, desiertos, junglas y bosques. Estaba rodeado por un aparentemente infinito mar. Si alguien se alejaba de sus costas, encontraba algunas islas adelante, pero después, al entrar en altamar, luego de varios días, encontraba otra costa ante sus ojos, pero esta pertenecía al mismo lugar del que pertenecía la orilla dejada. El navegante se daba cuenta que el mundo en que vivía era redondo. Dramadolgia era, pues, inmenso. En medio de esta extensión se encontraba el mar mediterraneo y en medio de ese mar, la isla de Wawanaquantida, donde se encontraba el palacio del mismo nombre. Habia otra isla más pequeña en ese mar: La Isla Perdedor, donde se levantaba la prisión del reino, que fue destruido por Mccleantosh.
La mañana llegó con frio. Owenides fue el primero en levantarse y comenzó a hacer fuego y calentar los panes. El aroma despertó al resto y comieron con apetito. Después del desayuno, taparon el orificio y se dirigieron hacia los arboles. Luego de cruzarlas se les presentaron un vasto campo. Allá se vislumbraban grandes montañas, entre ellas se podían ver bosques frondosos y bajo ellos se veía una bajada a un vasto campo. Habían perdido la costumbre de aquellas tierras por tres años y ahora estar allí era como entrar a un mundo desconocido.
Pero Noáh no tardó en mostrar su sarcasmo.
-Bien, gran hechicero ¿por donde comenzamos? ¿Dónde crees que estará esa espada? Veamos… ¿debajo de esa piedra?… No, no está. Ah, espera, puede estar detrás de ese tronco… no, tampoco… entonces, puede estar oculto en esas hierbas… ¿estás ahí, espada?… Lastima, falsa alarma… ¿sabes? A lo mejor esté enterrado por aquí. ¿Dónde excavamos ahora?
-Ya detente Noáh – dijo Hawrold – Lo que tengo que hacer es usar mi vara que nos guiará a la primera pista. Fue una de mis primeras lecciones de mi maestro.
-Hazlo, Hawrold – dijo Coudy – muéstranos el poder.
Hawrold, con un leve orgullo, pronunció algunas palabras (entre ellas las palabras “espada” y “Dramadolgia”) y  alzo la vara. Esta se encendió con una luz verde  y apuntó a una dirección.
-¿Qué significa esa luz verde? – preguntó Noáh.
-Bueno, debemos caminar hacia la dirección que apunta la vara, si nos desviamos la luz se volverá amarilla, si estamos en la dirección correcta, se mantendrá verde. Y cuando lleguemos al destino, la luz se volverá roja y luego se apagará.
-¡Entonces andando! – grito Owenides con mucho entusiasmo – ¡Este viaje será grandioso! ¡El ejército de salvación en camino! ¡Yooooooo hooooooo!
-¡Cuidado! – grito Noáh.
En efecto, allá abajo se veía venir un grupo de hombres del nada amigables. Nuestros amigos se ocultaron. Reconocieron entonces a los humanoides que los atacaron en la isla. Eran numerosos y marchaban hacia una determinada dirección. Estaban fuertemente armados y al parecer, iban con el objetivo de batallar.
-No me cabe duda, amigos – dijo Hawrold, – aún quedan en estas tierras hombres valientes que aún luchan contra el tirano Macleantosh.
-¿Por qué no gritaste más fuerte, eh? – reprendió Noáh al gordo – “El ejercito de salvación”. Vaya nombrecito.
-Pues a mi me parece un buen nombre – apoyó Coudy – Después de todo ¿somos los salvadores, no es asi?
-Si – dijo Noáh – y mañana seremos presa de esos monstruos y será el fin del Ejército de Salvación.
Esperaron ocultos por un buen rato hasta que el ejército desapareciera. Cuando eso sucedió, salieron del escondite y comenzaron a descender hacia el campo. Siguieron de acuerdo a la luz verde de la vara de Hawrold. Había comenzado la búsqueda
***
Y esa busqueda tardaría cuatro largos dias

***

Había llegado la noche del cuarto día de viaje. La luz seguía encendida. Ya estaban sentados en la fogata listos para comer el delicioso lobo que Owenides había cazado. Durante todo este tiempo pudieron ver la realidad de las tierras ocupadas. Habían visto a lo lejos restos de palacios, aldeas saqueadas y destruidas, esqueletos de soldados derrotados por el mal… por contraste, los bosques y campos ofrecían aún la belleza de la madre naturaleza, salvo uno que otro campo arrasado. Varias veces se toparon con soldados y bestias de Macleantosh y se ocultaban. También encontraron algunos aldeanos quienes huían con espanto apenas se les dirigía la palabra. Hawrold se había sentido algo culpable y también vergüenza ajena.
-¡Horrible!
-¡Oye, está bien asado! – dijo Owenides, devorando una pierna entera.
-No, no hablo del lobo, me refiero a la gente del palacio. Mientras que aquí los aldeanos sufren los tormentos de esos monstruos, allá se daban la gran vida. ¡No les importaba las vidas de los pobres diablos de aquí! ¿Verdad, Noáh?
-Oye, no te desquites conmigo. Yo naci para ser bibliotecario y eso es todo.
-Bueno, yo casi nunca salía del palacio tampoco – dijo Coudy – Siempre quise ser parte de la corte porque era mas seguro vivir allá adentro.
-Y yo sería muy feliz en la cocina – añadió Owenides – pero ahora estamos aquí y no nos vamos a echar atrás. Además – rió – Si pude hallar esta delicia, puede ser que hallemos otras piezas mejores. Je, je, je.
Había que darles la razón. Ellos pudieron haberse quedado, pero decidieron acompañarlo. Eso era amistad, después de todo. Hawrold se relajó un poco y siguió comiendo. Al día siguiente continuaron su camino y se adentraron a un bosque. Esta vez no hallaron a ninguna persona a quien pedir información. Al llegar el mediodía, llegaron a un campo circular sin arboles. La vara se volvió roja y se apagó.
-Se apagó – dijo Hawrold – Parece que es aquí. Creo que… habrá que esperar.
-Genial – dijo Noah – esperaré durmiendo.
Pero apenas se recostó en el suelo, recibió pequeños aguijones húmedos.
-¡Vaya momento para una llovizna!
Los demás rieron. Pero unos segundos después, la lluvia creció y entonces se cubrieron en los arboles, pero luego la lluvia redoblo su fuerza, comenzó a caer mas y mas agua… y de pronto se detuvo de forma repentina. “Que lluvia tan extraña” dijo Owenides. Los cuatro entraron al campo circular.
-¿Puedes explicar esto, Hawrold?
-No tengo ni idea, Coudy, parece que hay que seguir esperando.
-Pues yo si tengo una – dijo Noáh – la vara parece que está algo dañada, así que lo mejor que hay que hacer es volver al palacio y repararlo. Andando.
Noáh se dio la vuelta para irse cuando se oyó un chillido. Alzo la vista. Allá arriba, se acercaba un cuervo oscuro. Pero al acercarse aumentaba de tamaño. Era un cuervo gigante. “Nos encontró” grito Owenides. Los cuatro intentaron ir a los arboles, pero el ave batió las alas tan fuertes que los hizo retroceder. Cualquiera que corría, el cuervo los volvía. Hawrold sacó la vara y trató de disparar rayos, pero la fuerza del viento se lo impedía.
-¡Ahora si no nos salvaremos! – grito Owenides. – Hawrold, si lo matas, seria como tener un pollo gigante.
Pero Hawrold hizo caso omiso y trataba de disparar al ave quien daba vueltas alrededor de ellos y decía:
-¡Aléjate, diabólica bestia! Somos el Ejercito de Salvación y hemos venido a vencer a Chris-Mcleantosh – el ave continuaba dando vueltas – ¡Dile a tu amo que nunca tendrá la espada!
El cuervo seguía volando, pero comenzó a atenuar. Se paro en el aire enfrente de ellos y los observo por un buen rato. Hawrold dejo de disparar pero estuvo en guardia. El cuervo entonces alzo vuelo y luego descendió hacia ellos. Al pisar el suelo se produjo cambios en su cuerpo hasta que se volvió en un ser mas pequeño y cubierto de una capa negra que ocultaba su cabeza. Se incorporó y bajó su capucha. Un rostro de mujer.
-Me agrada verlos, después de tanto tiempo.
-¿Qué dices, demonio? – se apresuró a hablar Noáh.
-¿No me reconoces Noáh?
Los cuatro observaron a la mujer. Hawrold abrió más los ojos. ¿De verdad eras tú? ¿Aun viva?
-Así que… El ejercito de Salvación. ¿Puedo unirme a la fuerza?
-Gwender.
***
Claro que la reconozco. Nuestra muy querida amiga.
 
Tiempo atrás, en el palacio, mientras este servidor se preparaba para ser un gran mago, Gwender fue una de las damas preferidas de la entonces princesa Lindsayna. Junto con Bieth eran muy amigas, ante la envidia de las demás doncellas.
 
Gwender, al principio, era una chica normal en el palacio. Gustaba del bordado, amaba las flores del palacio, era puntual en los bailes de la corte… en fin. Sin embargo, pronto demostró mucho interés por la magia y las ciencias ocultas. Amaba todo lo referente a la noche y sus misterios. Fue tal su interés que le pidió a Twisteroy, mi amado maestro, a que le enseñara sobre los secretos de la magia. Al principio mi maestro se negó, pero luego de pensarlo bien, un buen día se me acercó y me dijo: “Hawrold, a partir de mañana vas a tener una compañera de estudio.”
 
No tuvo problemas de convencer a la princesa de que le permitiera asistir a las lecciones. Lindsayna estaba feliz de tener a una maga en su sequito. De esa manera, por muchos meses, compartí mi practica con Gwender y conoció pronto a mis amigos. No tardó en descollar en varias tácticas e incluso competíamos para ver quien era el mejor. Pero debo aclarar que no había entre nosotros ningún sentimiento de recelo. Éramos buenos amigos y respetábamos nuestros respectivos niveles de aprendizaje.
 
Desafortunadamente, las demás damas eran las que la odiaban. No solo por que se había metido en asuntos ajenos a su desempeño original, sino que (el verdadero motivo) mí amiga despertó el interés de uno de los paladines del palacio: El caballero Trentzenor. Fue esa noche en el baile. Gwender se apareció completamente de negro e incluso su cabello estaba arreglado de una forma distinta a lo acostumbrado. ¡Por Dios, los rostros de las damas! ¡Cómo rechinaron los dientes cuando Trentzenor, quien la vio hermosa, se le acercó a ella y la sacó a bailar!
 
Para no hacer la historia larga, diré que ambos iniciaron un romance. De esa forma mi amiga tenía un protector contra la impopularidad que se había ganado. No solo esas tontas de la corte, también los demás habitantes del palacio le guardaban antipatía. Solo nosotros, mi maestro, la princesa y Bieth seguíamos siendo sus amigos a pesar de todo. Por cierto, ella ya no abandonó nunca el negro de sus vestidos.
 
Luego comenzó el debacle.
 
La amada pareja terminó con la llegada del otro caballero protector del reino. El capitán Duncanz. Vivía en Ontarión, de donde comandaba la mayor parte del ejército. Un buen día fue llamado al castillo y… bueno ¿Qué puedo decir? ¿Acaso no hay ningún humano que no haya caído en las debilidades del corazón?
 
Si, es cierto. Gwender dejó a Trentzenor por él y no hace faltar decir que desde ese momento nació una gran enemistad entre ambos caballeros. ¡Y claro, esto no fue desperdiciado por las enemigas de Gwender! Fueron donde la reina Alondrania y la culparon por la brecha que nació entre los caballeros. Su majestad fue convencida y decidió desterrar a Gwender de la isla, haciendo caso omiso a nuestras protestas y la de la princesa. La despedida fue triste. Nos prometió que nos volveríamos a ver y abandonó la playa en un pequeño bote. Tiempo después, los padres de Lindsayna morían y cuando la princesa ocupo el trono, todo el castillo dejó de importarle la batalla que se desataba lejos de la isla.
 
Durante todo este tiempo nunca tuvimos noticias de Gwender, pensando incluso de que había muerto. Hasta que llegó este encuentro. Gwender estaba viva y nos volvimos a encontrar.
***
El campo abierto que encontraron era la entrada a su guarida. Gwender, moviendo las manos, abrió el piso y todos entraron. Allí es donde estuvo viviendo todo este tiempo, esperando hallar una manera de acabar con el mal.
-No hay nada como un buen almuerzo para relajarnos – dijo Owenides, encendiendo la leña para cocinar el resto del lobo.
-Veo que aún sigues siendo un buen cazador, Owenides – le dijo Gwender.
-Si, nunca olvidé mis orígenes. Mi abuelo y yo íbamos de cacería a los bosques, era más excitante que ir a comprar alimentos.
Durante la comida, Hawrold le contó a Gwender todo lo que había pasado en estos días. Al mismo tiempo, ella fue celebrando las ocurrencias y anécdotas que los demás han estado viviendo en el palacio. Felicitó a Noáh por ser ahora el bibliotecario de Wawanakuantida (“Diez días siendo ascendido y ahora tengo que dormir en piedras y comer animales medio crudos, vaya suerte la mía.”), Coudy observaba el cambio que se había producido en ella ahora. Sus trajes eran mas oscuros y en su rostro podían verse líneas y sombras negras, una señal de orgullo de que ahora Gwender había alcanzado la identificación que siempre había buscado. Recordó esos días del palacio cuando él estaba secretamente enamorado de ella. Sin embargo, comparado con los dos caballeros con quien estuvo ¿acaso él tendría oportunidades con ella? Ninguna.
-¿Aún dibujas? – llegó a preguntarle.
-Si, pero ya no esos trazos que hacen las demás damas de la corte.
Hawrold le contó entonces que cuando Lindsayna se volvió reina, expulso a todas esas damas y se quedó sola con Bieth. Te vengó, amiga.
-Me hubiera gustado verle la cara de la jefecita de esas bobas.
-No, Gwender, ella fue desterrada por el rey antes de eso, y nunca más volvió.
-La volveremos a ver.
Hawrold hizo un gesto de poca importancia. Gwender continúo hablando.
-Y en cambió vino esa Blaynenly. Una cosa es segura, la espada no la tiene Mccleantosh, de lo contrario no habría enviado a esos espías. La espada está perdida, y no para siempre, espero. Esta noche veremos que podemos hacer.
Gwender se puso de pie y pidió que aguardaran. Iba a buscar los elementos necesarios para invocar un hechizo. Los demás aguardaron felices, ahora con ella, el hallazgo de la espada podía ser posible.
Al caer la noche, Hawrold y el resto salieron de la guarida, pues le habían llegado unos ruidos horribles. Gritos, fuego, gruñidos. Sacaron la conclusión que alguna aldea no muy lejos de donde estaban era atacado por los monstruos del maldito usurpador. Owenides decidió no ir de cacería, cenarían los panes y las verduras de la cueva y nada más. Gwender volvió después de una hora y todos entraron de nuevo. En un pequeño caldero, ella hecho algunas hierbas y objetos extraños que recolectó en su viaje y luego hizo una invocación. Las antorchas parpadearon, corrió aire allá dentro, Gwender tenía cerrados los ojos pero se podía ver que tenía dificultades. De pronto las antorchas se apagaron, el viento redobló y lo que había dentro del caldero explotó. Gwender fue al suelo y Hawrold fue a ayudarla.
-Es horrible – dijo – el poder de ese malvado es fuerte. He visto mucha sangre y violencia alrededor de Dramadolgia. Mccleantosh continúa buscando la espada.
-¿Pero la hallaste? ¿Sabes donde está?
-No, Hawrold, hay una fuerte influencia de él que me impide ver más allá de lo que puedo averiguar.
-Maldición – gruño Coudy – Si estuviera aquí el Septimo Hijo, podía ver el futuro y decirnos si saldremos vencedores.
-Coudy, has dado en el clavo – respondió Gwender – Ese hombre ya no está con nosotros, pero si hay alguien con mas poder que yo y que nos puede ayudar. Durmamos, mañana partiremos temprano.
-¿Otro viaje? – dijo Noáh – ¿Y a donde ahora?
-A la Montaña Lunar, allí vive la persona  quien nos dará la solución.
-¡Si! ¡Otra aventura! ¡El Ejercito de Salvación en camino de nuevo!
-Tranquilo, Owenides, debemos hacer algo antes de partir.
Gwender sacó un espejo mediano. ¿Qué era? Gwender respondió a Hawrold que este espejo servía para comunicarse con la reina. Twisteroy se la había dado antes de su exilio y le dijo que con ello podía comunicarse con la reina pues había otro espejo similar en la habitación de su majestad, pero le advirtió que debía tener cuidado al usarlo, pues nadie más del castillo sabia de su existencia… Y conforme pasaban los días, me resistía a usarlo. Mil, diez mil veces tuve el deseo de activar este espejo, pero ahora que sé como está la situación del palacio, ahora que ya no hay espías ni ningún otro ser amenazante, finalmente podremos usarlo.
Y luego presionó el espejo y este se encendió con un tenue resplandor azul, allí podían ver a la reina, que estaba sentada en su lecho con Bieht. Esta los observa, se sorprende y avisa a la reina, está observa y lanza un grito de sorpresa y alegría, se acerca y habla. Gwender, estás viva, no sabes como te he extrañado. ¡Mira Bieth esta viva! ¡Gwender vive! Gwender no puede evitar sentirse conmovida, las calma y luego les muestra a Hawrold y los demás. La alegría fue doble. Una vez que estuvieron calmadas, pudieron contarle sobre lo que había sucedido en todos estos días. La reina también tenía noticias que darles.
Los dragones dejaron de atacar las paredes, pero no se marcharon. Usaron la montaña como refugio. Después arribaron a la isla cientos de humanoides armados y acamparon en los alrededores del castillo aguardando, al parecer, nuevas órdenes. Hace dos días, el barón Tylord abandonó la isla para reunirse con su gente y alertarles sobre los hechos ocurridos. Utilizó el túnel, dejando la mitad de sus hombres quienes se unieron a las órdenes del capitán Bradymor.
-Y decidí que Bieth durmiera conmigo para no sentirme sola.  – la abrazaba – Gracias a ella ya no he tenido pesadillas.
-Y no la tendrá mientras este aquí para defenderla, majestad.
-Majestad – pregunto Owenides – ¿Tienen problema con las provisiones?
– Pues aun no, he revisado las bodegas y tenemos para muchos días mas.
– Sin embargo es un problema que hay que resolver – dijo Hawrold – Majestad, este tranquila, nosotros estamos en camino de hallar la espada.
Las dos mujeres brincaron abrazadas. La reina no evito lanzar un yupi y deseo mucha suerte a todos. Gwender les dejo indicaciones de cómo usar el espejo. Luego de terminar la transmisión, el Ejército de Salvación se echó a dormir, pues mañana temprano debían comenzar su camino hacia la Montaña Lunar.

Continuará…

 /////////////////////////////////////////////////////////////////////

¡WOOOW! La inclusión de Gwender en la historia me encantó. Al igual que el punto de vista épico que adoptaron Duncan y Trent en esta historia n___n

Tengo un par de teorias… La Jefecita esa que mencionas… ¿Sería acaso Courtney? ¿Y en la Montaña Lunar los estará esperando Izzy? Te amaré si la incluyes en el Fic… Como sea, gran Epi.

¡Nos vemos!

Luck fuera

Anuncios

11 Respuestas a “RotiBlog Fics: Dramadolgia – Cap. 3

  1. El fic avanza muy bien!! la trama te mantiene pendiente 🙂
    Y es bueno ver que Christian Potenza subieraun video a youtube, aunque creo que solo nos dejo mas ansiosos a los fans…
    Bueno,esperemos ese no sea el final de la serie (cruzo dedos)
    por cierto Luck, no sabes algo de ese Skatoony? dicen que salen personajes de Total Drama en esa serie canadiense
    Saludos

    Potenza no nos mostró el opening! asdasdasdas lo odiare por eso! Ok, no (?)
    Pero al menos sabemos que la musica instrumental será la misma de las anteriores temporadas !
    Skatoony… investigare :/

    • No puedes odiar a Potenza, es un gran actor de voz! uno de mis favoritos, por cierto XD
      Por mi esta bien que no cambiaran la cancion, me gusta el tema
      He visto fotos de Skatoony donde sale Gwen, Noah, Katie Sadie e Izzy, pero no tengo idea de donde encontrar videos o si lo transmitiran por latinoamerica, es una serie canadiense, y por ahi me entere que en algun lado de la wiki de total drama lo mencionaron unos usuarios

      Jajaja no lo odio, es sólo una expresión xD. Pero no le costaba nada mostrar el instrumental xD
      Averigue sobre Skatoony, parece que es una parodia a programas de preguntas y respuestas, no es nada cannon a Total Drama, solo que en cada episodio compite un campista…

      • entonce son como apariciones especiales de campistas en skatoony? yo pense que estaba relacionado a la continuidad de la serie…
        Está bien lo de Potenza, queda claro que no lo odias 😉 pero tambien imagino que no tiene permiso de mostrarnos algunas cosas


        Exacto, son sólo cameos… En cuanto a Potenza, entiendo que su trabajo esta en juego, pero los mismos actores venezolanos nos han dado mas informacion (ej: el cameo de Gwen) que los mismismos canadieTU ERES POLTERGEIST123?!??!?!?!

        O_o O_O o_O

        • Si los actores venezolanos nos dan más información, es porque no trabajan directamente con la empresa que produce a la serie, por lo tanto, no tienen restricciones en cuanto a dar información se refiere.

          Sí Luck, soy Poltergeist123, la de la imagen del mapache con el rastrillo de hojas XD

          Aunque han revelado cosas importantes (algunas que me reservo para no spoilear), no obstante, tienes sus propias limitaciones. Ninguno quiso revelarme qué daban en las Ceremonias de Eliminación (en lugar de los malvaviscos), para “conservar el misterio” agradezco ese pequeño silencio de su parte, aunque me desborde la curiosidad xD
          Bonita imagen n_n

          • Sabes cosas que no has compartido con los demás? tienes que contármelas XD
            Y sí, esa imagen de Rigby de Un show más me gusta mucho jeje

            Conozco las eliminaciones de algunos personajes, y el nombre de uno de los dos finalistas.

  2. Para disipar las dudas dodosas que estan dudando, aclaro que el super fic mas me he influenciado por el Señor de los Anillos que de Hary Potter.

    Eso mismo pensaba yo

  3. “El navegante se daba cuenta que el mundo en que vivía era redondo” …. Facepalm. -.-

    Soy yo o este Fic me recurda mucho a Harry Potter?

    Difiero. A mi me recuerda mas al Señor de los Anillos

  4. ahahahhahahahahahha me encata me encanta!!!!
    Soinceramente, la historia se pone mejor y mejor a cada capitulo… Me gusta el misterio y las nuevas travesias que vas enganchando, amo eso
    Me meo por el capitulo 4 XD
    Nos vemos

    P.D.: Una cosa sobre el video, por lo que entendí solo dice “The Last Battle” como introducción dramática a la final… Y si de todos modos así ese fuera el nombre, comparto lo que dice Julio; ¿Les suena “The Very Last Episode, Really!”?

    Jajaja usted tiene razon, Mago Twisteroy

  5. Me encantó este nuevo fic!!!

    A mi tambien!

  6. Ya quiero que continue el fic n_n. Sobre el final de la serie, segun lo que dice Potenza en el video al final es un comercial para la batalla final de la temporada. Ademas de que en otro video especula una quinta temporada y ¿recuerdas el episodio “The very last episode, really”? No fue el ultimo, asi que podemos esperar mas Total Drama.

    Tenes muchisima razon

Y vos... ¿Qué tenés para decir?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s